StoreWindows10

La AEMET activa avisos ante el paso del huracán Ophelia

El huracán Ophelia pasará lejos pero, a pesar de la distancia, se dejará notar a través de temperaturas inusualmente altas, olas de entre cuatro y seis metros en el litoral gallego y rachas intensas de viento. 

Juan José Villena Juan José Villena 15 Oct 2017 - 08:00 UTC
Ophelia
Imagen del satélite visible SUOMI NPP de Ophelia, publicada por la NASA.

Ophelia esta noche desfilará a varios centenares de kilómetros al oeste de Finisterre pero, pese a la lejanía, se dejará notar en el extremo noroeste peninsular. Según el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EEUU, este ciclón en las últimas horas ha llegado a mostrar vientos sostenidos de hasta 185 kilómetros por hora, una intensidad propia de un categoría 3. Un huracán Mayor.

En estas latitudes del Atlántico oriental jamás se había observado un ciclón tan potente. Los cumulonimbos se han alineado alrededor de un núcleo relativamente cálido (16ºC), con una presión que ha caído hasta los 960 milibares. Ahora la cizalladura o “cortante” va en aumento y el huracán empieza a sobrevolar aguas más frescas. Estos factores están haciendo de Ophelia un sistema más débil.

Hoy, domingo, el ciclón instaurará el viento de componente sur en el tercio oeste de la Península Ibérica. La surada, muy probablemente, dejará máximas de récord en muchos observatorios de las comunidades más occidentales. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha decretado el aviso amarillo ante posibles registros de 34ºC en el Miño de Pontevedra. En las ciudades de Sevilla o Badajoz el mercurio en las horas centrales acabará por encima de los 35ºC.

El ciclón estará lejos del cuadrante noroeste peninsular pero, aun así, dejará fuertes rachas de viento en la provincia de A Coruña, el norte de Lugo y en el oeste de la Cordillera Cantábrica.

En la próxima madrugada Ophelia ya estará al oeste de Galicia. En ese momento, según las estimaciones de la CNH, el centro de bajas presiones abandonará la categoría de huracán y surcará el Atlántico como sistema extratropical. El ciclón estará lejos del cuadrante noroeste peninsular pero, aun así, dejará fuertes rachas de viento en la provincia de A Coruña, el norte de Lugo y en el oeste de la Cordillera Cantábrica. En todas estas zonas la AEMET ha decretado el aviso amarillo ante posibles ráfagas de hasta 80km/h entre las 00H y las 09H de mañana.  

Las costas gallegas, además, notarán los envites de la marejada levantada por Ophelia. Éstas mañana lucirán de amarillo en el mapa de riesgos ante olas de entre cuatro y cinco metros. Según la AEMET, mar adentro las crestas probablemente alcanzarán los seis metros.

La semana arrancará también con temperaturas más bajas. Las máximas descenderán hasta diez grados en el oeste de la Península, donde las nubes serán abundantes e incluso se aventurarán a dejar algunas precipitaciones débiles. En el resto del país el refrescamiento será más liviano e irá acompañado por grandes claros.  

Ophelia (o ya ex-Ophelia) llegará a las Islas Británicas como un poderoso ciclón extratropical con vientos huracanados. Met Office prevé rachas de hasta 120km/h en Irlanda entre mañana y el martes. La marejada además también será virulenta, con “olas potencialmente peligrosas en las zonas más expuestas” según el servicio de predicción británico. 

Publicidad