Incendios en el Amazonas, Siberia... ¿realmente fueron tan graves?

Hace unas semanas los incendios de la Amazonia brasileña acamparon en los informativos y muchos famosos se pronunciaron al respecto, como reacción a una catástrofe que parecía no tener paragón. ¡Debemos tomar cartas en el asunto! Aunque no fueran tan extraordinarios como se decía.

Juan José Villena Juan José Villena 06 Sep 2019 - 16:24 UTC
Incendios Amazonas
Representación exagerada de los incendios acaecidos en Brasil.

Hace unas semanas los incendios de la Amazonia se convirtieron en un tema candente y un motivo de indignación global, que sacó la cara más ecologista de famosos de distintas disciplinas, como la cantante Madonna, el actor Leonardo Di Caprio o el futbolista portugués Cristiano Ronaldo. Se hablaba de una situación de extrema gravedad, para muchos sin parangón. A la vez, otros bosques de Rusia, Asia y África también estaban siendo pasto de las llamas y, con todo esto, se creó un excepcional ambiente de alarma. Ahora el tiempo transcurrido nos permite tener una perspectiva más amplia y así ya nos podemos preguntar: ¿fueron tan graves los incendios como se nos hizo entender? Vamos a dar respuesta con las indagaciones de la BBC a través de datos satelitales.

La selva amazónica en llamas

El 60% de este pulmón natural pertenece a Brasil, un país que desde hace unos meses se ha convertido en un foco de controversias, en general derivadas de las decisiones del presidente Bolsonaro. El político brasileño nunca se ha mostrado afín a la lucha contra el cambio climático y así, en términos medioambientales, se ha ganado el repulsa popular. Parece que esto ha podido sesgar las noticias sobre los múltiples incendios de hace unas semanas.

El número de incendios entre enero y agosto de 2019 en la Amazonia dobla el registrado en el mismo periodo del año pasado, según ha publicado el Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil. Hasta ahí todo correcto, sin embargo, para hablar del cáriz extraordinario parecen haberse obviado décadas anteriores, con superficies quemadas bastante más amplias en ese mismo periodo. En los últimos diez años es cierto que los incendios nunca habían sido tan extensos, pero entre 2002 y 2010 la incidencia fue superior. El área total quemada durante estos ocho meses es de 45,000 km2; en los años 2004 y 2005 se aupó hasta casi los 80.000 km2.

Incendios Siberia
Imagen real con el humo de los incendios de Siberia interactuando con una borrasca.

Incendios en Siberia

Algunas organizaciones tildaron a los incendios de la región rusa de Siberia como los peores brotes del siglo, hasta se llegó a informar de que la nube de humo generada era del tamaño de todos los países de la Unión Europea juntos. En este caso, según la Agencia Forestal Federal de Rusia, las noticias sí que fueron proporcionales a la catástrofe. Los incendios forestales son comunes allí en verano pero, en esta ocasión, las temperaturas de récord y los fuertes vientos empeoraron la situación hasta el punto de devastar 10 millones de hectáreas. En 2018 se quemaron 8,6 millones en los doce meses, ahora solo llevamos poco más de ocho. Las autoridades rusas han definido este verano como el “peor de todos los tiempos”.

La temporada de incendios en Indonesia

Al igual que Brasil o Rusia, Indonesia estos meses se encuentra en plena temporada de incendios debido a las escasas precipitaciones y las altas temperaturas. Utilizando datos satelitales, se han detectado más de 20.000 incendios en lo que llevamos de año, muchos sí, pero menos que en 2015 cuando El Niño produjo un tiempo inusualmente seco. En Indonesia algunas empresas y pequeños agricultores incendian los campos para limpiar las tierras antes de la siembra con destino al aceite de palma, pulpa y papel, y pueden extenderse a áreas forestales protegidas.

África Sub-sahariana en llamas

En los últimos meses los satélites de la NASA han identificado miles de incendios en Angola, Zambia y la República Democrática del Congo. Sin embargo, muchos no han alcanzado niveles de récord. Según los datos analizados por Global Forest Watch, los incendios del Congo y Zambia están por encima del promedio de la temporada pero en los últimos años se han conocido mayores. En Angola, en cambio, la extensión sí que ha sido extraordinaria.

Publicidad