tiempo.com

En abril, ¿nieves mil?

Tras un invierno seco y cálido, la primavera ha llegado para decirnos que no está todo perdido. Regresa el frío y la nieve, pero ¿es normal?

Tras el segundo invierno más seco del siglo XX, regresa la nieve en abril.
Tras el segundo invierno más seco del siglo XX, regresa la nieve en abril.

Esta semana estamos viendo nevar... ¡hasta en Canarias! El invierno al que poníamos fin hace un par de semanas, parece que todavía tiene algo de que decir. El balance ha sido negativo: nos ha dejado temperaturas más altas de lo habitual y una importante escasez de precipitaciones. Esto ha hecho que la reserva nacional de nieve solamente haya supuesto la mitad de la media de los últimos cinco años. De hecho, algunas estaciones de nuestro país como La Covatilla, en la Sierra de Béjar (Salamanca), apenas han abierto sus instalaciones durante un mes y medio y, tal ha sido la escasez de nieve, que ha tenido que dar por finalizada la temporada de forma definitiva a finales de marzo. Una temporada, sin duda, dura para el sector.

Sin embargo, el episodio de estos días, propiciado por una masa de aire frío y húmedo de origen polar, es la encargada de que las cotas de nieve desciendan hasta los 600 metros de altitud en el norte peninsular y de que el blanco meteoro regrese a zonas que poco había visitado en los últimos meses.

¿Suele nevar en abril?

Aunque el invierno ha sido atípico, lo cierto es que las nevadas en el mes de abril son algo normal. La primavera y el otoño son estaciones de transición, en las cuales los cambios bruscos de tiempo son habituales y en el caso de la primavera, los “zarpazos” invernales un clásico. Ya lo dice el refrán: “Hasta el cuarenta de mayo…”. La variabilidad, por tanto, es típica de la primavera. Eso sí, quizás, en los medios de comunicación no se tiene muy en cuenta esta variabilidad al hablar de esta estación, ya que es habitual ver definido el tiempo primaveral como días de sol y de temperaturas suaves. ¡Nada más lejos de la realidad!

¿Dónde suele nevar en abril?

Aunque estos días las nevadas serán protagonistas sobre todo en la mitad norte peninsular, suelen ser típicas en el mes de abril en el interior de la Península. Con algo más de dos días de nieve de media en este mes destacan Ávila, Burgos o Soria. En el resto de provincias, como mucho, se suele registrar un día de nieve de media. Pero, ojo, Madrid ostenta el primer puesto en días de nieve en abril, casi 11 días. Un valor similar al de los meses de diciembre, enero y febrero. Eso sí, en la estación del Puerto de Navacerrada, a 1.900 metros de altitud. En las estaciones de la capital no se llega ni a un día de media.

En Canarias, concretamente en Tenerife, también es habitual ver nevar en abril. No lo hace a nivel del mar, pero sí en el Teide.

Nevadas tardías de abril

Nuestra memoria meteorológica es más bien escasa, pero no hay que remontarse mucho en el tiempo para dar con nevadas tardías de abril que hayan sido destacables. Sin ir más lejos, el 28 de abril de 2013 una nevada dejaba en el interior de Castellón hasta 15 centímetros de nieve. Además, las temperaturas máximas no pasaron aquel día de los 6 grados en Ciudad Real y de los 4 grados en Cuenca.

Si viajamos un poco más en el tiempo, pero no mucho, casualmente también un 28 de abril, aunque de 2011, damos un registro en Teruel de 39,6 grados de temperatura máxima. Y es que la primavera tan pronto adelanta el verano con un anticiclón de bloqueo y temperaturas de pleno julio, como nos recuerda que el invierno no ha terminado. Todavía estamos a principios de abril, pero queda mucho mes por delante…