El ojo del huracán -Michael- como nunca has visto

Ayer un joven consiguió un vídeo probablemente inédito, al menos para muchos. El ojo del huracán Michael desde dentro, entre una calma inusitada y bajo los rayos de sol. Aún faltaba la otra mitad del ciclón por pasar.

Juan José Villena Juan José Villena 11 Oct 2018 - 12:04 UTC

Ayer por la tarde el huracán Michael tocó tierra en Nuevo México manteniendo la categoría 4 en la escala Saffir-Simpson, con rachas de viento cercanas a los 250 kilómetros hora. Según fuentes oficiales estadounidenses, este ciclón ha sido el más intenso en ‘tocar tierra’ de los últimos 50 años, teniendo en cuenta su presión barométrica. En los vientos se ha colocado en cuarta posición, por detrás de Andrew que data de 1992, Camille de 1969 y el huracán sin nombre del Día del Trabajo de 1935, que alcanzó los 296 kilómetros por hora.

El paso de Michael por el estado de Florida se ha saldado con al menos dos muertos, carreteras anegadas, casas sin techos, árboles tumbados y cortes en el suministro de luz con miles de damnificados. El gobernador de Florida, Rick Scott, ha bautizado a Michael como "la tormenta más destructiva que ha azotado el 'panhandle' de Florida en un siglo".

Stefan Melendez aprovechó el paso del ciclón para hacer un vídeo que ha dado la vuelta al mundo. Desde el mismísimo ojo. Entre una calma inusitada tras sufrir la primera mitad de Michael, Melendez sacó el móvil y grabó las inmensas paredes de los cumulonimbos que formaban la estructura. “El cielo está azul y luce el sol”, destaca en el vídeo resaltando la primicia de las imágenes, “quizás nunca antes se han grabado”. La experiencia debió ser bastante cruda, porque hoy ha publicado en sus redes sociales estar servido de huracanes “por un tiempo”.

Publicidad