El espectacular e insólito gustnado de Guatemala

En Guatemala estos torbellinos son muy poco usuales y las dudas asaltaron las redes sociales. Los vídeos son espectaculares y rápidamente se extendieron por todo el país, y parte del extranjero.

Juan José Villena Juan José Villena 14 Feb 2019 - 11:51 UTC

Ayer un espectacular torbellino se cruzó en el camino de los vecinos del Departamento de Sololá, en Guatemala. En cuestión de minutos el fenómeno se extendió por las redes sociales y medios de comunicación, por su carácter insólito, gran tamaño y el color pardusco que le confirió la tierra que sobrevolaba. Algunos bautizaron al vórtice como tornado, otros como dust devil. Los vídeos no eran del todo esclarecedores, se ve el giro en superficie y cómo se eleva la espiral varios centenares de metros, hasta ¿tocar las nubes?

Hasta ese momento el día había sido muy caluroso. Las altas temperaturas, combinadas con la llegada de aire frío en altura, dispararon el desarrollo de cumulonimbos que descargaron, de forma irregular, algunos chaparrones. Al parecer el remolino empezó en superficie y fue ganando virulencia hasta causar daños en dos inmuebles, y disiparse antes de dejar daños personales. Ante estos indicios el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología guatemalteco salió al paso para ponerle nombre y zanjar la información confusa: gustnado.

¿Qué es un gustnado?

La palabra ya nos da algunas pistas. ‘Gust’ de racha y ‘nado’ de tornado, que vendría ser algo parecido a ‘racha tornádica’. Este fenómeno tiene aspecto de tornado en superficie, también a media altura, pero no en las inmediaciones de las bases nubosas, porque no contacta con ellas. Esa es la principal diferencia. También tiene una duración menor. El remolino puede llegar a presentar rachas de viento de entre 70 y 130 kilómetros por hora, y un diámetro decenas de metros.

Publicidad