tiempo.com

¿Dónde está "febrerillo el loco" este año en España?

Este mes es uno de los clásicos en el refranero peninsular, debido al inicio de los cambios meteorológicos tras el parón de la parte más dura del invierno. En cambio, este año nos está dejando un tiempo muy tranquilo. ¿Estamos viviendo algo extraño?

Consuegra, Toledo bajo la nieve
En la ola de frío de febrero de 1983 La Mancha sufrió temperaturas mínimas de récord y la nieve la cubrió por completo. En la imagen Consuegra, Toledo.

Vamos a situarnos primeramente en el ámbito astronómico. Ya ha transcurrido algo más de la mitad del invierno, 56 días de los 89 que tendrá esta estación. Desde el mínimo de las horas de luz, con el solsticio que fue el pasado 22 de diciembre, el día ya ha aumentado una hora y veinticuatro minutos. Por otro lado, la altura del astro rey ha ascendido unos 11º, aunque aún hay zonas de umbría donde sus rayos no llegan: “San Matías (día 24), entra el Sol en las umbrías, pero no por las más frías”. Si comparamos todos estos datos nos podemos situar en un Sol de finales de octubre, que todavía nos parece que calienta: “En octubre de la sombra huye; pero si sale el sol cuida de la insolación”.

Desde el punto de vista de la meteorología hay una clara diferencia entre un momento del año y el otro, es debido a la inercia meteorológica, porque a finales de octubre venimos del verano, mientras que ahora estamos en pleno invierno.

Cría fama y échate a dormir

Todo esto conlleva que, normalmente, podamos tener unos días más cálidos y secos en la parte otoñal que en este momento invernal, mientras que las precipitaciones deberían ser más variables y abundantes en octubre que en febrero. Con datos en la mano, podemos considerar que entre todos los observatorios principales de la red de AEMET, la precipitación media conjunta a finales de octubre y noviembre sería de unos 74 l/m2, y ahora solo solemos tener algo menos de 50. Estos valores son referidos al actual período de 1981 a 2010.

La naturaleza inicia un lento despertar: “Por febrero, sale el oso del osero” y en muchas zonas de nuestro país los almendros ya tienen su floración empezada, “Por San Valentino, los almendros floridos”. Pero, y aquí ya empieza febrero a ganarse su fama, se le puede considerar como traicionero, ya que en las horas centrales del día las temperaturas empiezan a ser algo más altas, pero aún las horas de oscuridad son muchas, por lo que las noches siguen siendo frías y pueden caer duras heladas: “La flor de febrero no llega al frutero”.

Refranes que no sean verdaderos y febreros que no sean locos, pocos

Parece que nos encontramos ante un dilema, porque según lo expuesto anteriormente, un febrero como el que estamos teniendo no debería ser tan extraño, pero en cambio la tradición popular tiene registrado que este mes es variable, caprichoso y bastante loco, “Febrero febrerín: el mes más corto y el más ruin”.

Regresemos a los datos para intentar salir de dudas. En la siguiente tabla están recogidos los observatorios principales de AEMET con temperatura mínima absoluta anual producida en febrero durante el período actual de referencia. El total de observatorios es de 85, por lo que tenemos que el 13% ha tenido su mínima absoluta en este mes.

EstaciónTemperatura máxima
(ºC)
FechaTemperatura mínima
(ºC)
FechaPrecipitación media
(l/m2)
Registro mínimo (l/m2) Registro máximo (l/m2)

Las Palmas GC

30.9

27-10

9.4

13-94

24.0

0.0

65.2

Santa Cruz TF

31.2

27-10

10.0

12-81

35.4

0.0

103.8

Valladolid

22.9

27-97

-11.5

14-83

27.1

1.6

22.2

Salamanca B.A

23.0

27-97

-12.6

13-83

25.3

1.0

25.7

Soria

21.2

28-97

-14.0

10-86

35.0

3.7

38.4

Reus

25.0

18-89

-8.0

11-83

28.0

ip

46.5

Tortosa

26.1

28-07

-3.3

12-83

27.8

0.3

51.8

Getafe

22.6

28-87

-9.2

14-83

31.6

0.4

28.9

Cáceres

22.4

24-90

-5.6

12-83

48.2

0.2

49.1

Ciudad Real

24.8

27-10

-9.2

15-83

30.1

0.0

32.1

Albacete B.A.

23.6

28-90

-20.0

14-83

24.9

0.0

53.2

Datos del mes de febrero (AEMET).

Consideraciones en base a datos

En primer lugar podemos ver que las máximas se suelen producir a finales de mes, algo lógico, ya que sigue el aumento de las horas de Sol. Y por tanto, las mínimas se deberían producir en la primera quincena, como así sucede. Destacar que mientras los valores diurnos se producen en distintos años, las mínimas se han dado, en la gran parte de los observatorios, en la ola de frío que tuvo lugar entre el 8 y el 18 de febrero de 1983, que afectó a 44 provincias. Con nieve en casi toda la Península, destacando las nevadas a orillas del Cantábrico y en el área mediterránea.

La flor de febrero no va al frutero
Si las temperaturas son elevadas a primeros de febrero pueden provocar una pronta floración que con los cambios típicos de este mes pueden helarse y no ser productivas.

En segundo lugar, observamos que este mes es relativamente seco en todos estos observatorios, si exceptuamos a los dos de Canarias y a Cáceres. Teniendo, en casi todos los casos, una precipitación mínima muy escasa o directamente sin ella; mientras que las cantidades recogidas máximas en un día sí se las puede considerar relativamente importantes, ya que en algunos casos superan a la media mensual y en muchos otros casi la igualan. Con todos estos datos sí que podemos llegar a la conclusión que “Febrero, traicionero” y que se tiene bien ganada su fama.

¿Este año que está sucediendo? Récords por calor

De momento y hasta ahora, las temperaturas diurnas sí que están fuera de rango. Por ejemplo, en Soria el día 2, en plena quincena muy invernal, se batió el récord de máxima absoluta con 22,2 ºC y quizás, si los próximos días no lo remedian, también el de menor precipitación.

Pero como “Febrerillos sin ser locos, se han conocido muy pocos” aún deberíamos tener cuidado con lo que queda de mes, porque el refranero nos advierte: "Adiós, febrero mocho", dice el pastor: "tú te vas y yo me quedo con mis becerros ocho". Y responde febrero: "calla, calla; que con un día que me preste mi hermano marzo, tus ocho becerros quedarán en cuatro".