La amenaza 'oculta' de las lluvias intensas: los deslizamientos

En la primera mitad de agosto han saltado varias noticias sobre desprendimientos de tierras. En Birmania ha ocurrido una auténtica tragedia, que se ha llevado decenas de vidas por delante. Parece que los temporales del verano van con fuerza.

Natacha Payà Natacha Payà 15 Ago 2019 - 12:01 UTC
Deslizamiento de tierra
La causa de los últimos deslizamientos de tierra, ha sido principalmente por los grandes temporales.

La primera quincena del mes de agosto ha estado marcada por varios deslizamientos de tierra que han dejado multitud de fallecidos y decenas de desaparecidos. Los 'corrimientos' se producen cuando una masa de tierra superficial se torna inestable y acaba deslizándose ladera abajo por varias razones, como pueden los terremotos, grandes temporales, volcanes o simplemente la inestabilidad en las zonas circundantes a raíz de construcciones realizadas por la mano del hombre.

Birmania, una auténtica 'pesadilla'

Según fuentes oficiales, ya son 61 los muertos a causa del deslizamiento ocurrido en la localidad birmana de Thaphyu Khon. Un temporal ha dejado inundaciones repartidas en el sur del Birmania, pero la zona más afectada, sin duda, ha sido el municipio ubicado en el estado de Mon, con decenas de casas sepultadas y destruidas por el alud de barro. A raíz de las intensas lluvias monzónicas, se produjo un deslizamiento de tierra el pasado sábado que provocó grandes destrozos, entre ellos la muerte de decenas de personas y aproximadamente 12.000 afectados que tuvieron que abandonar sus hogares.

La temporada de monzones en Myanmar trae siempre grandes aguaceros. Esta última situación ha obligado a más de 80 mil personas a refugiarse y/o desplazarse, según la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios. Las intensas lluvias han provocado el desbordamiento de ríos y deslizamientos de tierra en las regiones montañosas, como ha sido el caso de lo ocurrido en el estado de Mon.

En Italia, calles sepultadas bajo el barro

El gran temporal que afectó al norte de Italia la semana pasada provocó un deslizamiento en la localidad italiana de Casargo. Las fuertes lluvias, que se registraron el martes 6 de agosto, sepultaron bajo el barro gran parte de el municipio ubicado cerca del lago de Como. En este caso no hay que lamentar muertes pero, en cambio, centenares personas tuvieron que ser evacuadas. Muchos coches acabaron destrozados y varias áreas cercanas fueron afectadas por las inundaciones que causó el temporal.

Restablecida la circulación en la frontera entre Andorra y España

Hace cinco días se produjo un desprendimiento de tierra en la carretera general que separa Andorra de España. El corrimiento natural de tierra obligó a cortar el acceso a Andorra desde Cataluña, La Seu d'Urgell. Aprovechando el largo puente que comienza hoy con el día de la Asunción de la Virgen, se ha reabierto casi en su totalidad dicho acceso, para así poder disfrutar de estas 'minivacaciones' saliendo del país.

La avalancha de tierra no causó ningún herido, pero sí cuantiosos desperfectos en un centro comercial vecino. Por allí continúan a la espera de que los geólogos especialistas lleven a cabo un informe de las causas y el origen de la avalancha.

Publicidad