tiempo.com

Descubre los ríos más raros de la Tierra, ¡algunos parecen de otro planeta!

Todos conocemos el Nilo o el Amazonas, pero en la Tierra algunos ríos que son extraños y alucinantes: algunos desembocan en pleno desierto, otros tienen colores irreales... ¡Descubre con nosotros algunos de los más curiosos!

ríos glaciares
Los ríos que se originan por el derretimiento de los glaciares adoptan formas y colores sorprendentes.

El Nilo, el Missisippi, el Amazonas, el Yangtsé, el Danubio… Esos son algunos de los ríos que nos vienen a la cabeza en un primer momento, ya sea por su longitud, importancia histórica o por sus grandes caudales. Sin embargo, en nuestro planeta existen muchos cursos fluviales que, aunque no sean conocidos, resultan muy sorprendentes.

Algunos no desembocan en el mar, otros modifican la dirección de su curso y otros simplemente tienen unos colores y formas alucinantes. Aunque es muy complicado hacer una selección del gran repertorio de ríos curiosos que podemos encontrar en la Tierra, en Meteored hemos preparado una pequeña selección.

Un "delta" en el desierto de Botswana

El río Okavango es un largo río africano que recorre más de 1600 km. Nace en la meseta de Bié, en Angola, en una región muy lluviosa. Sin embargo, lo más sorprendente es su desembocadura: muere en una cuenca endorreica, ya en el corazón de Botswana.

Delta Okavango
Aunque se suele hablar de delta interior, en realidad el Okavango muere en un gran cono aluvial que desagua en una cuenca endorreica.

Aunque en muchos sitios se habla de un "delta" interior, realmente se trata de un gran abanico aluvial o cono de deyección en una zona muy seca. Como curiosidad, el río apenas tiene pendiente en su recorrido, por lo que las lluvias de su cabecera pueden tardar hasta 9 meses en llegar a la desembocadura. En los últimos años se ha observado un aumento importante de la contaminación.

Un sorprendente río rojo en Madagascar que oculta una catástrofe

No abandonamos África para conocer otro río increíble. El Betsiboka es un curso fluvial del noroeste de Madagascar que presenta un intenso color rojo, y además su cauce adopta una forma que nos recuerda a las medusas. Esta coloración se explica por la gran cantidad de sedimentos ricos en hierro que se depositan durante la temporada de lluvias: ¡pueden movilizarse hasta 400 toneladas de sedimentos!

Betsiboka
Las aguas rojizas del Betsiboka ocultan una catástrofe ambiental relacionada con la deforestación de la selva de Madagascar.

Sin embargo, detrás de este fenómeno hay una gran catástrofe ambiental. En las últimas décadas, las prácticas agrícolas tradicionales, la tala ilegal y la quema de madera han causado una pérdida dramática de la selva tropical de Madagascar, provocando graves problemas de erosión en muchas regiones de la isla.

Descubre el increíble "dragón azul" de la Península Ibérica

El río Odeleite es un afluente del Guadiana que está embalsado cerca del municipio de Castro Marim (Portugal), poco después de su nacimiento en la sierra de Caldeirao. Su cauce presenta numerosos meandros y gargantas, dándole una forma similar a la de un dragón oriental. Por supuesto, solo lo podrás ver desde el aire.

El lugar se hizo famoso hace unos años gracias a una toma aérea realizada por el fotógrafo británico Steve Richards. Aunque en un principio no faltaban los que afirmaban que era un montaje, el "dragón" se aprecia mejor dependiendo del volumen que tenga la lámina de agua embalsada del río, aunque es apreciable por cualquiera que sobrevuele la zona.

El río azul de un glaciar de Groenlandia

El río Petermann se encuentra en el noroeste de Groenlandia. La gente también lo conoce como Blue River. El río discurre sobre el glaciar del mismo nombre, que se derrite y crea varios arroyos en verano. Todos ellos forman un solo río, cuyo agua tiene un increíble color azul turquesa.

En los últimos años, el glaciar Petermann se está fundiendo unas cuatro veces más rápido que antes debido al calentamiento global, por lo que este río de aguas cristalinas es de gran interés para los científicos.

El arco iris que se derritió

Caño Cristales o el Río de los Cinco Colores parece un lugar que se ha escapado del Edén. A través de sus aguas cristalinas podrás observar tonos amarillos, azules, verdes, rojos y negros. Esta maravilla de la naturaleza se debe a la Macarenia clavigera, una planta acuática endémica que al contacto con los rayos del sol "pinta" de preciosos colores a Caño Cristales.

Caño Cristales
Macarenia clavigera es la planta responsable de las increíbles tonalidades de Caño Cristales.

Se encuentra en el Parque Nacional Natural Sierra de La Macarena (Colombia), donde habitan unas 420 especies de aves, 10 especies de anfibios, 43 especies de reptiles y ocho de primates. ¡Llegar a este sorprendente río ya es toda una aventura!