tiempo.com

China pisa Marte con éxito

Con la puntualidad que merecen las misiones espaciales, China ha logrado posar su rover en la superficie de Marte esta pasada madrugada. Es el primer país que consigue hacerlo a la primera.

Recreación aterrizaje Marte
Recreación del frenado de la etapa de descenso a Marte con el rover en su interior. Imagen: CNSA

La misión Tianwen-1 de China va camino a ser un éxito. La cápsula en cuyo interior está el rover Zhurong ha conseguido cruzar la atmósfera de Marte sin problemas y en la etapa de descenso se ha posado en su superficie sin problemas, según informa la agencia espacial china. Es el tercer país que logra hacerlo tras Estados Unidos y Rusia.

El contacto con la superficie del planeta se ha producido exactamente a las 00:18 hora española (23:18h UTC) tras los 9 minutos que ha durado el descenso, maniobra considerada crítica por el riesgo que supone este complicado frenado. Un impacto a demasiada velocidad sobre el suelo marciano acabaría con la misión.

La sonda ha tenido que frenar en pocos minutos de 20.000 km/h a 0 km/h.

De momento no tenemos imágenes de cómo ha sido el descenso. Se supone que no tardaremos en tenerlas. Si la típica opacidad china no es un impedimento, veremos una secuencia muy parecida a la que la NASA nos mostró con el reciente amartizaje de Perseverance, con los últimos instantes tan delicados con un paracaídas y los motores frenando el impacto final.

Los objetivos de la misión

El rover chino bautizado como Zhurong, que traducido significa Dios del Fuego, será el encargado de realizar todas las labores de la misión. Si lo comparamos con el rover Perseverance de la NASA, este es mucho más ligero, ya que mientras el estadounidense pesa casi una tonelada, el chino apenas llega a los 250 kilos. El diseño también es bastante distinto. Se ha dado prioridad a la obtención de energía con sus enormes paneles solares.

Los objetivos principales de la misión Tianwen-1 son básicamente tres: orbitar el planeta y realizar observaciones, posar el rover en su superficie y llevar a cabo investigaciones científicas en el suelo marciano analizando su estructura geológica, el entorno, la atmósfera y el agua.

Comparativa Perseverance y Zhurong
Comparativa entre el rover Perseverance y el rover Zhurong. Imagen: CCTV / CNSA / WSJ

Todos estos objetivos se engloban dentro del que desde hace tantos años la humanidad está persiguiendo: conocer el pasado de Marte, encontrar trazas de agua y restos biológicos que nos ayuden a entender la historia del planeta y analizar si podría ser habitable por el ser humano.

China no trabajará sola

Lo que podría parecer una misión solo para China, tal y como pasa con otros grandes proyectos, en esta ocasión habrá una pequeña colaboración internacional. Tanto la Agencia Espacial Europea (ESA) como Argentina colaborarán con la monitorización y el control del proyecto, así como Francia y Austria, que echarán una mano con el análisis de los datos.