Un asteroide pasará cerca de la Tierra el viernes

Pasará a una distancia menor que la que separa la Tierra de la Luna. Aprovechamos el evento astronómico para contarte qué es la escala Turín y la historia del emblemático asteroide Apofis.

Christian Garavaglia Christian Garavaglia Juan José Villena 19 Mar 2019 - 04:25 UTC
Asteroide Tierra Luna 2019 EA2
El pequeño asteroide fue descubierto hace muy poco tiempo. Su próximo paso cercano a la Tierra se dará en 2131.

Un asteroide del tamaño de una casa pasará muy cerca de nuestro planeta el viernes. La roca espacial fue descubierta hace muy poco tiempo, el 9 de marzo desde el Monte Lemmon en Arizona, y se bautizó con el nombre de 2019 EA2. Según estima la NASA, el máximo acercamiento se dará a una distancia de 306,363 km de la Tierra, lo que corresponde a menos de la distancia que separa la Tierra de la Luna (0,8 distancias lunares).

El asteroide tiene un tamaño estimado de 23 metros de diámetro. El 15 de febrero de 2013, un asteroide de un tamaño similar (17 metros) surcó los cielos de Chelyabinsk en Rusia provocando una onda de choque que rompió ventanas en seis ciudades rusas y causó que unas 1,500 personas buscaran atención médica.

2019 EA2 se desplaza a través del espacio a una velocidad de 19,336 km/h en relación con la Tierra. Su órbita se mueve entre las órbitas de Venus y La Tierra y se prevé que este sea el encuentro más cercano durante los próximos 112 años, dado que habrá que esperar hasta marzo de 2131 para volverlo a encontrar tan cerca de nuestro planeta.

La escala de Turín y el caso de Apofis

La Escala de Turín es un método de clasificación del peligro de impacto asociado a los objetos de tipo NEO (Near Earth Objects: objetos cercanos a la Tierra). Fue creada para conocer rápidamente la peligrosidad de un eventual impacto contra nuestro planeta, combinando la probabilidad estadística y el potencial derivado de la energía cinética que procede del mismo impacto. Una escala similar es la Escala de Palermo aunque esta presenta una mayor complejidad.

La Escala de Turín emplea valores de 0 a 10. Un objeto clasificado con el número 0 indica que este tiene una posibilidad prácticamente nula de colisionar con la Tierra, o con efectos eventualmente comparables a los del polvo espacial normal, es decir, demasiado pequeño como para penetrar la atmósfera y alcanzar intacto la Tierra sin desintegrarse. Un valor de 10 indica una colisión segura, con efectos destructivos a gran escala en el planeta.

Hasta la actualidad solo ha habido un asteroide que alcanzó una clasificación superior a 1 en la escala de Turín. Es el caso del asteroide Apofis, que llegó al nivel 4 y fue motivo de preocupación pública en 2004, cuando las mediciones del momento daban una probabilidad del 2,7% de que chocase contra nuestro planeta.

Con el correr del tiempo y tras nuevas análisis, se descartó un posible impacto en 2029 (cuando pasará a unos 31 mil kilómetros de distancia, es decir, más cerca que los satélites meteorológicos geoestacionarios que se ubican a 36 mil kilómetros de distancia), así como en 2036. Se pensaba que, como consecuencia de la fuerza de la gravedad y el cambio en la trayectoria del asteroide en el paso anterior, podía chocar contra nuestro planeta. Sin embargo, a día de hoy sabemos que ese segundo encuentro será a unos 40 millones de kilómetros de distancia.

Publicidad