tiempo.com

Asma y contaminación, mala asociación: los casos siguen aumentando

La primera vez que se celebró el Día Mundial del Asma fue el 3 de mayo de 1998. Desde aquel momento hasta hoy, los casos han aumentado. ¿La contaminación ambiental es la responsable?

Niño con inhalador
Un 10% de los niños padecen asma.

El próximo martes, 3 de mayo, se celebrará el Día Mundial del Asma, una conmemoración que se ha convertido en uno de los recursos más importantes en información y concienciación sobre el asma que padecen casi 3 millones de personas en España y 235 millones en el mundo. Los casos han aumentado de forma importante en los últimos años.

¿Qué es el asma?

Es una patología crónica no infecciosa y de duración prolongada provocada por la inhalación de sustancias alergénicas o por otros desencadenantes que afecta a las vías respiratorias haciendo que se inflamen y estrechen. Eso implica que se presentan síntomas como opresión en el pecho, tos improductiva, sensación de ahogamiento o sibilancias. Puede complicarse con una crisis asmática, esos terribles episodios de dificultad respiratoria que deben ser tratados con urgencia.

Algunas creencias erróneas sobre el asma:

  • El asma no es una enfermedad infantil, puede ocurrir a cualquier edad, pero es la enfermedad crónica más común en la infancia al afectar al 10-12% de los niños.
  • No es una enfermedad infecciosa (pero las infecciones respiratorias pueden empeorarla).
  • Si está correctamente controlado, habitualmente con dosis bajas de esteroides, un asmático puede hacer deporte.

¿La calidad del aire afecta al asma?

Es posible que el incremento de casos de asma sea debido a mejores conocimientos diagnósticos, pero en países más industrializados la incidencia es mayor. De momento, lo que se ha demostrado es que la contaminación ambiental afecta directamente al empeoramiento del asma. No es tan sencillo demostrar que directamente haya más incidencia debido a la calidad del aire. De momento, sí han comprobado que el 15-30% de los casos de asma en niños podría explicarse por vivir en entornos industriales.

contaminación y asma
La contaminación empeora la enfermedad asmática.

¿Qué contaminantes provocan el empeoramiento del asma?

La contaminación atmosférica es una mezcla de partículas en suspensión y gases debido a las actividades industriales . Entre ellos están alérgenos biológicos, humo del tabaco, vapores irritantes… pero también influyen de manera directa:

  • El ozono a nivel del suelo: se forma cuando las sustancias contaminantes se combinan con la luz del sol. Eso es parte del smog fotoquímico, esa nube que vemos cuando nos alejamos de las ciudades.
  • La contaminación con partículas: cuando partículas de humo o polvo quedan suspendidas en el aire. Cuanto más pequeñas sean, los efectos serán peores porque accederán a los pulmones con más profundidad.

Un contaminante puede desencadenar un ataque de asma o agravar una inflamación preexistente.

Según la Organización Mundial de la Salud, el 93% de los niños del mundo expuestos están a niveles más altos de lo permitido en cantidades de partículas finas. Es imprescindible tomar medidas y realizar políticas para protegerles a ellos.

¿Y el cambio climático?

Los periodos largos sin precipitaciones disminuyen directamente a la calidad del aire y pueden provocar síntomas respiratorios más graves en enfermos y personas vulnerables.

Se lo debemos.