Vuelos más eficientes y ecológicos

La tecnología espacial puede ayudar para disponer de unos vuelos más eficientes y ecológicos

Colaboración Francisco Martín Colaboración Francisco Martín 19 Mar 2019 - 18:15 UTC

Los pasajeros que viajan por los aeropuertos más transitados pronto verán reducido el número de retrasos en sus vuelos y su impacto ambiental gracias a los esfuerzos por utilizar el espacio aéreo de forma más eficiente.

Proyecto Iris. ESA

El objetivo del programa Iris es equipar las naves con enlaces de comunicación de datos por satélite para ayudar a los pilotos y a los controladores aéreos a utilizar las rutas más cortas y rápidas, lo que incrementará la productividad, ahorrará combustible y reducirá la contaminación. El sistema, financiado por la Agencia Espacial Europea en colaboración con Inmarsat, una compañía de comunicaciones por satélite a nivel global con base en Londres, se someterá a una experiencia piloto durante los próximos meses en vuelos seleccionados y está previsto que entre en servicio comercial en 2021.

El objetivo del programa Iris es equipar las naves con enlaces de comunicación de datos por satélite para ayudar a los pilotos y a los controladores aéreos a utilizar las rutas más cortas y rápidas, lo que incrementará la productividad, ahorrará combustible y reducirá la contaminación. El sistema, financiado por la Agencia Espacial Europea en colaboración con Inmarsat, una compañía de comunicaciones por satélite a nivel global con base en Londres, se someterá a una experiencia piloto durante los próximos meses en vuelos seleccionados y está previsto que entre en servicio comercial en 2021.

Varias organizaciones nacionales para el control del tráfico aéreo, incluidas las de Alemania, Bélgica, España, Francia, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal, Reino Unido y Suiza, han acordado probar el sistema comercial. Los constructores aeronáuticos ya están desarrollando y certificando la aviónica que dará soporte a esta tecnología, e Inmarsat ha firmado un acuerdo con el Proveedor Europeo de Servicios por Satélite, ESSP SaS (un grupo de siete organizaciones nacionales para la gestión del tráfico aéreo), con el fin de identificar futuros mercados y oportunidades de negocio para el servicio.

Como explica Magali Vaissiere, directora de Telecomunicaciones y Aplicaciones Integradas de la ESA: “La tecnología de Iris ya está lista para su implementación. Estamos muy satisfechos de haber superado este hito significativo en el camino hacia un transporte aéreo más seguro, más verde y más eficiente”.

La tecnología espacial complementará al sistema terrestre ya existente. En estos momentos, los controladores aéreos emplean radares para detectar la ubicación de las naves y su dirección de avance. A continuación hablan con los pilotos, ofreciéndoles recomendaciones de ruta. No obstante, este enfoque exige mucho trabajo y precisa de grandes zonas de seguridad alrededor de los aviones, lo que restringe la capacidad del tráfico aéreo y puede provocar retrasos. Además, es necesario que los aviones se hallen en la línea de visión de las estaciones terrestres, algo imposible cuando las naves sobrevuelan los océanos, por lo que deben utilizarse distancias de seguridad aún mayores.

Inmarsat ha estado trabajando codo con codo con la ESA para desarrollar un método de digitalización del sistema. Al equipar las aeronaves con terminales de comunicación de datos por satélite Iris, los controladores aéreos podrán gestionar los cielos cada vez más congestionados sin tener que hablar con cada uno de los pilotos. Los planes de vuelo podrán actualizarse continuamente durante el trayecto para mantener una trayectoria óptima hacia el destino. Así, los controladores podrán programar los aterrizajes con bastante antelación, maximizando el espacio aéreo y la capacidad de los aeropuertos, minimizando al mismo tiempo el consumo de combustible y las emisiones de dióxido de carbono.

En última instancia, Iris permitirá a los controladores aéreos dar cuenta del aumento previsto en el número de vuelos sin que la seguridad de los cielos se vea afectada.

El sistema es un ejemplo de cómo la ESA puede dar soporte a un consorcio industrial europeo para proporcionar soluciones innovadoras de importancia mundial. Juntos, han logrado que Iris sea una herramienta útil para el sector de la aviación y para los socios de la ESA en la Comisión Europea que participan en SESAR, el Programa de Investigación sobre Gestión del Tránsito Aéreo en el contexto del Cielo Único Europeo.

Peter Hotham, director adjunto de la Empresa Común SESAR, señala: “La comunicación por satélite es clave para la transformación digital de la aviación europea y los sistemas de navegación aérea. Gracias a la cooperación continuada con la ESA, contamos con los medios para caminar hacia un mapa integrado para la comunicación por satélite bajo la arquitectura global de gestión del tráfico aéreo desarrollada en el Plan Maestro para la gestión del tráfico aéreo en Europa”.

Por su parte, John Broughton, vicepresidente de Servicios Operativos y de Seguridad de Inmarsat Aviation, apunta: “El progreso del programa Iris hasta la fecha ha sido fenomenal. Ahora que el diseño del sistema y las pruebas de vuelo han concluido, el interés y el compromiso de la industria con el programa han dado lugar a varios acuerdos de importancia con proveedores de servicios de navegación aérea europeos, fabricantes de equipos originales y una aerolínea comercial líder en Europa. Estas asociaciones nos acercan aún más al servicio comercial de Iris, y hacen realidad el objetivo de SESAR de modernizar la gestión del tráfico aéreo en toda Europa”.

ESA www.esa.int

ESA
Esta entrada se publicó en Noticias y está etiquetada con IRIS, ESA , Avión, en 19 Mar 2019 por Francisco Martín León
Publicidad