El movimiento del agua lunar

La sonda espacial LRO arroja luz sobre el movimiento del agua lunar

Francisco Martín León Francisco Martín León 24 Mar 2019 - 23:15 UTC

Utilizando un instrumento a bordo de la sonda espacial LRO de la NASA, los científicos han observado moléculas de agua que se mueven por todo el lado iluminado de la luna.

La Luna. Imagen Crédito: NASA/GSFC
La Luna. Imagen Crédito: NASA/GSFC

Un artículo publicado en Geophysical Research Letters describe cómo las mediciones del Proyecto de mapeo Lyman Alpha (LAMP) de la capa dispersa de moléculas temporalmente adheridas a la superficie ayudaron a caracterizar los cambios en la hidratación lunar en el transcurso de un día.

Hasta la última década, más o menos, los científicos pensaban que la Luna era árida, y que el agua existía principalmente como bolsas de hielo en cráteres permanentemente en sombra cerca de los polos. Más recientemente, los científicos han identificado el agua superficial en poblaciones dispersas de moléculas unidas al suelo lunar o regolito.

"Este es un nuevo resultado importante sobre el agua lunar, un tema candente ya que el programa espacial de nuestra nación vuelve a centrarse en la exploración lunar", dijo el Dr. Kurt Retherford, principal investigador del instrumento LAMP del Instituto de Investigación del Suroeste en San Antonio, Texas. "Recientemente, convertimos el modo de recolección de luz del LAMP para medir las señales reflejadas en el lado iluminado de la luna con más precisión, lo que nos permite rastrear con mayor precisión dónde está el agua y cuánto está presente".

Las moléculas de agua permanecen fuertemente unidas al regolito hasta que las temperaturas de la superficie alcanzan su punto máximo cerca del mediodía lunar. Luego, las moléculas se desorientan térmicamente y pueden rebotar a un lugar cercano lo suficientemente frío como para que la molécula se adhiera a la atmósfera o exosfera extremadamente tenue de la Luna, hasta que las temperaturas descienden y las moléculas regresan a la superficie. El Dr. Michael Poston de SwRI, ahora científico investigador del equipo LAMP, había realizado previamente experimentos extensos con muestras de agua lunares recolectadas por las misiones Apollo. Esta investigación reveló la cantidad de energía necesaria para eliminar las moléculas de agua de los materiales lunares, lo que ayuda a los científicos a comprender cómo el agua está ligada a los materiales de la superficie.

"La hidratación lunar es difícil de medir desde órbita, debido a la forma compleja en que la luz se refleja en la superficie lunar", dijo Poston. “Investigaciones anteriores revelaron cantidades de moléculas de agua saltando que eran demasiado grandes para explicar con procesos físicos conocidos. Estoy entusiasmado con estos últimos resultados porque la cantidad de agua interpretada aquí es consistente con lo que las mediciones de laboratorio indican que es posible."

Los científicos han planteado la hipótesis de que los iones de hidrógeno en el viento solar pueden ser la fuente de la mayor parte del agua de la superficie de la Luna. Teniendo esto en cuenta, cuando la Luna pasa por detrás de la Tierra y está protegida del viento solar, la "llave del agua" debería cerrarse. Sin embargo, el agua observada por LAMP no disminuye cuando la Luna está protegida por la Tierra y la región influenciada por su campo magnético, lo que sugiere que el agua se acumula con el tiempo, en lugar de "llover" directamente desde el viento solar.

"Estos resultados ayudan a comprender el ciclo del agua lunar y, en última instancia, nos ayudarán a aprender sobre la accesibilidad del agua que los humanos puedan usar en futuras misiones a la Luna", dijo Amanda Hendrix, científica principal del Instituto de Ciencia Planetaria y autora principal del artículo. “El agua lunar puede ser utilizada potencialmente por los seres humanos para producir combustible o para el blindaje de radiación o la gestión térmica. Si no fuese necesario transportarla desde la Tierra, esto haría que esas futuras misiones fuesen más asequibles".

"Este resultado es un paso importante para avanzar en la historia del agua en la Luna y es el resultado de años de datos acumulados de la misión LRO", dijo John Keller, científico adjunto del proyecto LRO del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland.

NASA en Español

Esta entrada se publicó en Noticias y está etiquetada con Luna azul, Luna Llena de sangre, Superlunas, Luna lobo, en 24 Mar 2019 por Francisco Martín León
Publicidad