Caída de hojas tardías

El otoño de 2017 se caracterizó por su templanza, con períodos del mismo con un ambiente más veraniego que otoñal. La ausencia de frío prácticamente hasta las puertas del invierno, en diciembre, atrasó la caída de la hoja más de un mes con respecto a lo que suele ser habitual. Este comportamiento viene siendo la tónica de los últimos años, en consonancia con el escenario de calentamiento global que estamos viviendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *