Pavimento refrescante

 

Los Ángeles prueba pintura de pavimento de refrigeración para vencer el calor o reducir el efecto isla de calor

 


¿Puede una pintura de pavimento gris ayudar a combatir el calentamiento global?

En Los Ángeles, donde las temperaturas del verano sobrepasan regularmente los 38 ºC, los trabajadores están recubriendo las calles con tratamientos especiales de color gris para hacer precisamente eso.

La Ciudad de Los Ángeles, hogar de cuatro millones de personas, es la primera ciudad importante en probar la nueva tecnología.

El asfalto negro normal absorbe del 80 al 95 por ciento de la luz solar, mientras que el “pavimento fresco” gris lo refleja – reduciendo drásticamente la temperatura del suelo y reduciendo el calor urbano de la calle, dicen los defensores del método. Ver figura:

Durante una demostración de la técnica, Jeff Luzar – director de ventas en GuardTop, que comercializa el producto – demostró cómo la aplicación de la pintura podría bajar la temperatura de la calle en varios grados después de sólo una capa.

Los Ángeles es la primera ciudad en California en probar el tratamiento en un camino público, después de ensayos iniciales en estacionamientos, según Greg Spotts, subdirector de la Oficina de Servicios de la Ciudad de la ciudad.

“Esperamos inspirar a otras ciudades a experimentar con diferentes maneras de reducir el efecto de la isla de calor”, dijo. “Y esperamos que los fabricantes presenten algunos nuevos productos”.

“Potencialmente podría haber un enorme mercado para productos de pavimento fresco, y de hecho, es parte de una tendencia económica mucho mayor donde las soluciones para el cambio climático podrían ser las próximas grandes inversiones para el futuro”, agregó Spotts.

La ciudad también supervisará cómo reacciona Los Angeles al asfalto de nueva generación – y con qué rapidez el denso tráfico de Los Ángeles ensucia el revestimiento gris.

 

Enfoque correcto

George Ban-Weiss, profesor asistente de Ingeniería Civil y Ambiental de la Universidad del Sur de California, dijo que los pavimentos frescos son prometedores en la reducción del calor, pero “pueden tener algunas consecuencias ambientales”.

“Investigaciones recientes y actuales están trabajando para determinar si los beneficios ambientales de los pavimentos frescos superan a los perjuicios”, dijo Ban-Weiss.

Sin embargo, “la ciudad de Los Ángeles está tomando el enfoque correcto e instalando y evaluando varias secciones frescas de prueba de pavimento antes de comprometerse a la adopción generalizada”, dijo.

Ban-Weiss señaló que las estrategias de mitigación de calor como plantar árboles a lo largo de las calles y usar materiales refrescantes de techados eran remedios más a la mano pero habría que probar estos tipos de pavimentos “frescos”

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *