Radón y la salud pulmonar

La exposición al radón, un gas “noble”,  puede causar cáncer pulmonar en los fumadores y en las personas que no fuman

Colaboraciones de la RAM Colaboraciones de la RAM 30 Ene 2017 - 16:40 UTC

El cáncer pulmonar ocasiona la muerte de miles de estadounidenses anualmente. El fumar, el radón, y el humo del tabaco son las causas principales de cáncer pulmonar. Aunque hay tratamientos para curar el cáncer pulmonar, las probabilidades de sobrevivir a este tipo de cáncer son muy bajas. Dependiendo de los factores demográficos, solo de un 11% a un 15% de las personas afectadas con este tipo de cáncer logran sobrepasar los 5 años de vida, esto desde el momento en que la enfermedad fue diagnosticada. En muchos casos el cáncer pulmonar puede prevenirse.

El radón el la causa número uno de cáncer pulmonar entre los no fumadores, de acuerdo con estimados de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés). En general, el radón es la segunda causa principal de cáncer pulmonar. El radón es responsable de alrededor de 21,000 muertes de cáncer pulmonar cada año. Aproximadamente, 2,900 de estas muertes ocurren entre personas que nunca han fumado. El 13 de enero de 2005, el Cirujano General de los EE.UU., Dr. Richard H. Carmona, emitió un aviso de salud nacional sobre el radón.

El humo de tabaco en el medio ambiente es la tercera causa principal de cáncer pulmonar y el responsable de 3,000 muertes al año, de las cuales 1,000 de estas personas nunca fueron fumadores y alrededor de 2,000 habían sido fumadores anteriormente. Las personas que no fuman se ven afectadas al estar expuestas al humo de tabaco. La salud de los niños puede ser grandemente afectada si estos se exponen al humo de tabaco en el medio ambiente. El mismo puede provocar ataques de asma, infecciones de oído y problemas respiratorios como la bronquitis y la pulmonía en los niños.

La Organización Mundial de la Salud inicia un Proyecto Internacional de Radón

Según la Organización Mundial de la Salud, (OMS), (WHO, por sus siglas en inglés) el 15% de cáncer pulmonar en todo el mundo es causado por el radón. En un esfuerzo por reducir esta incidencia de cáncer la OMS inició un proyecto internacional de radón para así aumentar el conocimiento del mismo, obtener información y motivar a que se tomen medidas para reducir los riesgos para la Salud relacionados al mismo. La Agencia de Protección Ambiental de los EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) es una de las agencias apoyando esta iniciativa.

¿Por qué el radón representa un riesgo para la salud pública?

De acuerdo a la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) alrededor de 20,000 muertes anuales por cáncer pulmonar están relacionadas con el radón. La exposición al radón es la segunda causa principal de cáncer pulmonar, y la principal es fumar. El radón es un gas invisible sin olor ni sabor que proviene de la descomposición natural del uranio el cual se encuentra en el suelo y en el agua. Este gas es una forma de radiación iónica y está comprobado que es un carcinógeno. El único efecto contra la salud humana que se conoce debido a la exposición de radón en el aire es el cáncer pulmonar. Al momento no hay evidencia de que los niños estén a mayor riesgo que los adultos de contraer cáncer pulmonar.

El radón se encuentra tanto en el aire exterior como en el interior y dentro de cualquier tipo de edificio. La EPA recomienda que se si los niveles de radón en su hogar son de 4 pCi/L o mayores se hagan las reparaciones necesarias en el hogar. Ya que no se conocen niveles de exposición al radón que sean seguros la agencia también recomienda que se hagan las reparaciones en los hogares que tengan niveles entre 2 pCi/L a 4 pCi/L. El nivel de concentración de radón en el aire exterior es de .4 pCi/L y dentro de los hogares el nivel es de 1.3 pCi/L. Es sobre esta cifra que la EPA basa su estimado de 20,000 muertes al año debido al cáncer pulmonar y por lo que recomienda que todos los hogares con niveles entre 2 pCi/L a 4 pCi/L sean reparados.

Para los fumadores el riesgo de contraer cáncer pulmonar es mayor debido a los efectos de la combinación del radón con el humo de tabaco. Entre los fumadores, de 1,000 personas unas 62 morirán de cáncer pulmonar mientras que de 1,000 personas que nunca han fumado 7.3 morirán de cáncer pulmonar. De un grupo de 1,000 personas que nunca han fumado pero que han sido expuestos a un nivel de radón de 1.3 pCi/L, dos de ellas tienen probabilidades de morir de cáncer pulmonar.

Desafortunadamente, muchas personas en EE.UU. llegan a la conjetura de que ya que el nivel recomendado para tomar medidas es de 4 pCi/L cualquier nivel de radón por debajo de esta cifra es seguro. Esta percepción es muy común en el mercado de bienes raíces. Para la mayoría de los estadounidenses su mayor exposición al radón ocurre cuando están en sus hogares, especialmente cuando se encuentran en habitaciones que están en contacto con el suelo o que están ubicadas inmediatamente sobre el mismo, tales como los sótanos.

El radón y el hábito de fumar

Riesgo que presenta el radón si es usted fumador

Riesgo que presenta el radón si usted no fuma

 Riesgos para la salud

Fuente: EPA EEUU

Esta entrada se publicó en Reportajes en 30 Ene 2017 por Francisco Martín León
Publicidad