tiempo.com

Tras el alivio térmico y las fuertes tormentas, ¡volverán los 40 ºC al sur!

Tras las fuertes tormentas y el ambiente más agradable de las últimas horas, la dorsal anticiclónica volverá a dominar la situación en los próximos días, aunque no se esperan valores extremos y se producirán algunos aguaceros. Aquí te contamos más.

Vuelve el calor intenso
Tras las fuertes tormentas de las últimas horas, la estabilidad se impondrá en los próximos días, con temperaturas que rondarán los 40 ºC en el suroeste a principios de la semana que viene.

En los últimos días se han producido cambios significativos en la situación meteorológica, siendo de los más relevante el hecho de que los vientos de levante y de componente sur, que venían siendo claramente los dominantes, rolasen a poniente, trayendo consigo el final de la “ola de calor” casi generalizada que nos venía afectando.

Asimismo, los vientos de componente oeste trajeron una notable subida en las regiones próximas al Mediterráneo, registrándose algunos récords absolutos, como en el caso de la ciudad de Alicante, que el pasado sábado batió su récord de temperatura máxima y mínima más alta. Además, los reventones cálidos dejaron a su paso fuertes rachas de viento y ascensos súbitos de temperatura.

Precipitaciones insuficientes para paliar la sequía

Las pocas precipitaciones que se produjeron estuvieron asociadas a tormentas, principalmente en el noreste peninsular. El día 15 destacaron los 44,2 l/m2 de Planoles (Girona), el 16 los 75,8 de Valderrobes (Teruel) y ayer los 92,2 l/m2 de la Vall de Bianya (Girona), en algunos casos con granizo grande. También llovió con intensidad en las últimas horas en las regiones cantábricas, sobresaliendo los 85,6 l/m2 de Santillana del Mar o los 45,2 de Santander.

Estos aguaceros no han servido para paliar la importante sequía que padecemos. El total de agua embalsada es del 37,93% mientras que hace exactamente un año se situaba al 45,31%. A este respecto hay que señalar que no es la primera vez que en España tenemos una sequía de gran magnitud. La última gran sequía duró cuatro años (entre 2005 y 2009), siendo el año 2005 el más seco (solo se recogieron 451mm de media en el conjunto del país) de una serie que comienza en 1961.

Afloran las "piedras del hambre" en Centroeuropa

Otro factor que conviene resaltar es que la sequía viene afectando también a gran parte de Europa occidental, hasta el punto de que en Alemania ha sacado a relucir las conocidas como piedras del hambre, piedras centenarias normalmente cubiertas por el agua y en las que pueden leerse inscripciones como “si me ves llora”, que datan del siglo XV, y que da una idea del bajo nivel de los ríos y las graves consecuencias que eso puede tener.

Recta final de la semana con chubascos en el norte

Volviendo a España y al tiempo que nos espera en los próximos días, nuestro modelo de cabecera indica que la estabilidad irá ganando terreno. Hoy todavía se esperan aguaceros tormentosos en Cataluña y en Baleares, con algunas lluvias débiles o moderadas en el norte de Galicia y en el resto de las regiones cantábricas. Mañana viernes la atmósfera tenderá a estabilizarse en el extremo norte, aunque todavía podría producirse algún chubasco débil.

El sábado por la mañana se escaparán algunas gotas en el norte de Galicia y en la vertiente cantábrica. Los cielos estarán cubiertos en el norte de Canarias. Por la tarde se desarrollarán nubes en la Cordillera Ibérica y en los Pirineos, dando lugar a algún chubasco tormentoso a última hora. El levante soplará fuerte en el Estrecho. El domingo la situación será muy similar.

La semana que viene volverán los 40 ºC

Las temperaturas diurnas tenderán a subir en la mitad sur peninsular, con máximas de 40ºC o ligeramente por encima en el valle del Guadalquivir y en el sur de Extremadura en la primera mitad de la próxima semana. Por supuesto, esta tendencia no lleva implícita una nueva “ola de calor”. Esos valores termométricos pueden considerarse normales en esas zonas geográficas a estas alturas del año.

A principios de la semana que viene volverán a alcanzar los 40 ºC en puntos del suroeste peninsular, aunque no se puede hablar de una situación de ola de calor.

A partir del miércoles es previsible que se inestabilice la atmósfera en gran parte de la mitad norte, sobre todo en su zona occidental, por lo que podrán prodigarse los chubascos, en ocasiones de carácter tormentoso, en Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco y gran parte de Castilla y León.

Pese a esa situación de inestabilidad, en el interior de Vizcaya podrán alcanzarse valores termométricos de 36 o 37 ºC, mientras que Badajoz, Córdoba y Sevilla continuarán rondando los 40 ºC, aunque sin superarlos.