Lluvias más generales justo en el puente de Todos los Santos

Se avecina una semana de alternancia de nubes y claros en el cielo. Hasta el viernes las precipitaciones serán débiles y con distribución irregular. Después llegarán un par de frentes con lluvias más generales y generosas. Tiempo gris y lluvioso para el puente de Todos los Santos.

Juan José Villena Juan José Villena 28 Oct 2019 - 18:11 UTC
Todos los Santos lluvia
Mucho tiene que cambiar el panorama para que en el próximo puente no llueva en tres cuartas partes del país.

El puente de Todos los Santos parece tendrá un tiempo variable en la mayor parte del país, con ratos de claros, otros muchos de nubes y precipitaciones que desfilarán de oeste a este. Los modelos de predicción llevan días insistiendo en un inicio de noviembre inestable, con el océano Atlántico convertido en un nido de borrascas junto al occidente europeo. Una anticiclón en Groenlandia y otro que podría acabar junto a la península escandinava parece que obrarán el cambio. Los mapas prevén que levantarán un muro infranqueable para los centros de bajas presiones, que se verán obligados a bajar de latitud, cobijados en el chorro polar.

Otra gran borrasca atlántica seguida por la NOAA

Hasta hace unas horas el protagonista del Atlántico era Pablo, un huracán de categoría 1 que ha dejado a los expertos estupefactos. Tras permanecer varios días al sur de las islas Azores aún como tormenta tropical, este fin de semana el sistema se desplazó hacia el norte, sobrevolando aguas cada vez más frías que deberían haber menguado su intensidad. Sin embargo, Pablo se fue reforzando hasta alcanzar en el mediodía de ayer una presión mínima de 983 hectopascales y vientos sostenidos de 120 kilómetros por hora. Ahora ya está en fase de disipación, aunque tiene una posible heredera.

Desde buena mañana, la agencia estadounidense NOAA está siguiendo la evolución de una nueva y profunda borrasca ubicada al oeste de las Azores. Se trata de un enorme sistema de bajas presiones ‘no tropical’ que está generando vientos huracanados. Según los meteorólogos estadounidenses, la probabilidad de que en los próximos días acabe adquiriendo características tropicales -como Pablo- es del 20%. En cualquier caso, se irá disgregando en pequeñas borrascas y frentes que irán dejando lluvias en la Península Ibérica.

Entre mañana y el jueves el cielo presentará alternancia de nubes y claros en todo el país. Además, se registrarán chubascos débiles con distribución irregular, más probables en el tercio norte, el Sistema Central y en la jornada del jueves, también, en el suroeste peninsular; a orillas del Mediterráneo y en Canarias no lloverá. Las temperaturas serán agradables en las horas centrales, con máximas de entre 20 y 25 ºC.

A partir del Día de Todos los Santos las borrascas pondrán rumbo al oeste de Europa

Coincidiendo con el Día de Todos los Santos, la mencionada borrasca pondrá rumbo a las Islas Británicas y seguirá extendiendo bandas de nubes que descargarán precipitaciones en la mitad norte peninsular. La jornada del sábado parece que deparará un frente con lluvias más generales y generosas, sobre todo en la primera mitad del día. Por la tarde quedarán algunas residuales en el interior del tercio este de la Península; el litoral oriental parece que seguirá al margen. En la jornada del domingo se podría repetir la jugada. Con todo esto las temperaturas irán bajando, excepto en la costa mediterránea. Las ciudades de Valencia, Alicante o Murcia continuarán abonadas a las máximas de 25 ºC.

Publicidad