Tiempo esta semana: vuelve por fin la inestabilidad

Vuelven las nubes, las lluvias y la nieve esta semana a nuestro país. Ha costado que cambiara el escenario meteorológico, pero ahora todo apunta a que la segunda mitad del mes será movida.

Juan José Villena Juan José Villena 14 Ene 2019 - 12:52 UTC
Nieve
En la segunda mitad de la semana volverá la nieve a casi todas las sierras de nuestro país.

Esta semana sí. Las piezas están cambiando sobre el tablero meteorológico y pronto empezarán a llegar nubes, precipitaciones y nieve a nuestras montañas. Estamos de enhorabuena. En las próximas 48 horas la nubosidad quedará restringida al Cantábrico, donde incluso podrán caer cuatro gotas. También permanecerán los bancos de niebla y las heladas en los valles peninsulares, los primeros sobre todo en Castilla y León, puntos del Ibérico e interior de Cataluña.

Miércoles: frente frío y cambio de patrón

A lo largo del miércoles las nubes irán in crescendo, especialmente por el tercio oeste y el sur de la Península Ibérica. En estas zonas se podrán registrar algunos chubascos débiles, más probables en Galicia y la zona del Estrecho. En el noroeste la cota de nieve descenderá hasta los 1000 o 1400 metros. También caerán algunas gotas en la cara norte de las islas Canarias de mayor relieve. En el resto del país los intervalos nubosos desfilarán de oeste a este sin pena ni gloria. Las nieblas en los valles interiores de la Península podrán ser persistentes. Descenderán las temperaturas.

En la jornada del jueves el frente frío llegará a la mitad oriental peninsular, Baleares y Canarias. En estas zonas las nubes serán abundantes y descargarán chubascos. En el litoral central catalán, la zona del Estrecho y los archipiélagos las lluvias tendrán algo más de entidad; en el resto de la vertiente mediterránea allá donde aparezcan serán anecdóticas. La nubosidad se extenderá por el este peninsular, pero no abandonará la fachada cantábrica. Por allí las precipitaciones serán persistentes. La nieve aparecerá a partir de los 1000 metros en el norte y centro peninsular, y de los 1500 en Andalucía. Hará frío.

Después, ¡pasillo al aire polar!

Los mapas de predicción aguardan bastante incertidumbre pero, en cualquier caso, parece que tras el mencionado frente, y gracias a la retirada del anticiclón más allá de Azores, se abrirá un pasillo al aire polar bastante duradero. El viernes una nueva línea inestable dejará lluvias en el noroeste peninsular y en la vertiente cantábrica. También se desplegarán paraguas en Baleares, norte de las islas Canarias y quizás, puntualmente, a orillas del Mediterráneo.

Este fin de semana podría llegar una pequeña borrasca desde el Atlántico capaz de reactivar las precipitaciones. El modelo ECMWF ahora mismo apuesta por lluvias hasta el mediodía del sábado en el Cantábrico e interior peninsular; por la tarde y noche sobre todo en el cuadrante suroeste. El domingo huele a día de impás, con chubascos en el noroeste de la Península Ibérica. Las temperaturas continuarán siendo fresquitas y la nieve aparecerá en cotas medias y altas. ¡Vuelve el movimiento!

Publicidad