Tiempo esta semana: vuelco importante de cara al jueves

Los modelos de predicción empiezan a reflejar con unanimidad el fin del tiempo anticlónico. En cuestión de tres días las nubes, las lluvias y el viento fondearán la mayor parte del país. Te contamos todos los detalles.

Juan José Villena Juan José Villena 10 Dic 2018 - 12:39 UTC
Invierno
El jueves volverán las lluvias al mayor parte del país, la nieve y el viento.

Salvo sorpresa mayúscula, los días de bonanza meteorológica entre grandes claros, viento en calma y nieblas ya tienen fecha de caducidad: el jueves. Hasta esa jornada aún disfrutaremos de mediodías agradables, con unas pocas excepciones. Hoy las nubes solo empañan el cielo en el Cantábrico oriental, Pirineos y el archipiélago balear. En este último es probable que en las próximas horas caigan algunas gotas.

Mañana lloverá de forma débil e intermitente en puntos de Mallorca y Menorca. También aumentarán las nubes en el Golfo de Cádiz, Galicia y el Cantábrico occidental y descargarán chubascos débiles. Estas zonas tendrán temperaturas más bajas, en el resto el mercurio no presentará cambios y habrá muchos ratos de sol.

En la primera mitad del miércoles se podrán registrar algunas precipitaciones débiles en el Cantábrico oriental y en la zona del estrecho, que en las horas centrales remitirán. La tarde deparará la irrupción de un potente frente frío que dejará las primeras lluvias de consideración en el cuadrante noroeste peninsular, especialmente en Galicia. Según el modelo ECMWF, el litoral oeste de A Coruña y Pontevedra sumarán cerca de 20 litros por metro cuadrado en apenas unas horas. Las temperaturas bajarán en todo el país, salvo a orillas del Mediterráneo –por el momento-.

Jueves de tiempo muy revuelto

El jueves la línea inestable cruzará rápidamente todo el país. A lo largo de la madrugada empapará la mitad oeste peninsular y a media mañana ya sobrevolará el este y Baleares. Canarias se mantendrá al margen. El frente, flanqueado por una masa de aire polar marítimo, en su llegada al Mediterráneo articulará un centro de bajas presiones en el norte del archipiélago balear. Desde allí la borrasca incrementará la intensidad del viento, que probablemente presentará rachas fuertes en el Cantábrico oriental y en zonas del este de la Península orientadas al poniente y el mistral.

La tarde será ventosa por tanto en puntos de Cataluña, la Comunidad Valenciana y Baleares. También habrá espacio para las nubes y los chubascos postfrontales, que afectarán sobre todo a puntos de montaña y del tercio norte peninsular, con una cota de nieve que descenderá hasta los 700 o 1200 metros; más baja en el norte y alta en el sur.

En la jornada del viernes parece que solo quedarán algunos chubascos residuales en el cuadrante noroeste de la península, a orillas del Cantábrico y Pirineos. Estas zonas también acapararán las precipitaciones del fin de semana, que llegarán de la mano de un nuevo frente mucho menos activo. En el resto del país volverán los claros paulatinamente, pero no las temperaturas altas.

Publicidad