tiempo.com

Llegará la 'calma', pero la segunda quincena podría traer más lluvias

Las lluvias y las tormentas continuarán unos días más, hasta el domingo, y después volverán los claros y las temperaturas altas. Quizás por poco tiempo, parece que la recta final del mes traerá nuevas precipitaciones.

Tormenta campo
Las tormentas continuarán hasta el domingo. Después habrá una tregua, pero previsiblemente volverán.

Mayo comenzó con una situación anticiclónica que deparó ambiente muy soleado y unas temperaturas máximas anormalmente altas los días 2, 3 y 4, principalmente. A partir de entonces se produjeron algunas lluvias en las comarcas más septentrionales de la Península, pero fue durante el pasado fin de semana cuando tuvo lugar una inestabilidad generalizada y un desplome de las temperaturas, como era previsible.

Los chubascos, tormentosos en muchas ocasiones y a veces acompañados de granizo, alternando con mejorías transitorias, han continuado afectando a gran parte de la Península y a Baleares.

Chubascos hasta el domingo

Viernes y sábado habrá pocas variaciones, lo que quiere decir que continuará lloviendo en casi todas las regiones y el ambiente será fresco para estas fechas, con temperaturas máximas que solo rebasarán ligeramente los 20 ºC en algunas zonas de Extremadura, el valle del Guadalquivir, la Costa del Sol, la Región de Murcia y la Comunidad Valenciana y mínimas de 5 o 6 ºC en amplias zonas de la meseta norte y el este de Castilla La Mancha. En las cumbres de Sierra Nevada los valores termométricos más bajos serán negativos.

Mañana y el sábado seguirán registrándose lluvias en casi todo el país, algunas tormentosas, y el ambiente será fresco para estas fechas.

Este domingo quedarán restos de inestabilidad en Cataluña, el sur de Aragón, Baleares, la Comunidad Valenciana, Murcia, el sur de Castilla La Mancha y el este de Andalucía. También existirá la posibilidad de lluvias débiles en Melilla y el norte de Tenerife y de Gran Canaria. Las temperaturas tenderán a subir y podrán alcanzarse máximas de 26ºC en Córdoba y Sevilla, y 25ºC en Badajoz y Palma de Mallorca.

La semana que viene será más estable

Durante los tres primeros días de la semana próxima predominarán los cielos despejados o con nubes altas en toda España y en ningún caso es previsible que llueva, al tiempo que las temperaturas diurnas irán subiendo en todas las regiones, llegando a superarse los 30ºC en el valle del Guadalquivir y en Extremadura. Las mínimas, sin embargo, bajarán en gran parte de la mitad norte.

Entre el jueves, día 21, y el lunes 25, uno o dos frentes poco activos darán origen a precipitaciones, en general débiles, en las regiones cantábricas, el alto Ebro y los Pirineos, mientras que en las demás seguirán predominando los cielos con pocas nubes.

El modelo europeo apuesta por un final de nuevo lluvioso

En la última semana del mes las precipitaciones, probablemente, serán ligeramente superiores a las normales a las correspondientes a esas fechas en la mitad sur peninsular, la meseta castellanoleonesa, el sur de Aragón y las islas occidentales del archipiélago canario. En el resto de España parece que atenderán a la normalidad. En cualquier caso, estas predicciones a largo plazo hay que tomarlas con mucha cautela.