tiempo.com

Inicio de octubre con calor anómalo y una DANA en el sur: aquí la previsión

Una fuerte dorsal condicionará el tiempo de los próximos días y permitirá un progresivo ascenso térmico, con temperaturas muy por encima de las habituales durante la semana que viene. Sin embargo la nubosidad y las tormentas no desaparecerán de algunas zonas.

Calor octubre y DANA en el sur
La semana que viene se presentará prácticamente estival. Sin embargo, en el sur y el Mediterráneo la nubosidad de evolución será abundante, con probables chubascos y tormentas.

En los últimos días una vaguada ha condicionado la situación meteorológica de la Península Ibérica dando lugar a una situación inestable, con el paso de sucesivos frentes que han dejado precipitaciones persistentes en el norte y algunas tormentas dispersas en el interior. Incluso ha nevado en las cumbres por encima de unos 2000 metros de altitud.

Lo más destacable a nivel general probablemente haya sido el descenso de las temperaturas, situándose en valores inferiores a la media de septiembre en prácticamente todo el territorio peninsular.

Ambiente veraniego en los primeros días de octubre

Sin embargo, esta vaguada tenderá a desplazarse hacia el este y debilitarse progresivamente, en su lugar, una dorsal anticiclónica emergerá desde el continente africano. Esta nueva dorsal no parece que vaya a persistir mucho tiempo, pero sí permanecerá estable varios días con un importante sustento en niveles medios y altos.

Aunque parece que la dorsal no persistirá mucho tiempo, estará bien sustentada en niveles medio-altos, permaneciendo estable durante varios días.

El anticiclón en superficie se situará ligeramente al este de la Península lo que favorecerá desde este fin de semana y durante los primeros días de la semana que viene un flujo de componente sur o sureste en niveles medios y bajos, impulsando una masa de aire cálido.

Calor octubre
Nuestro modelo de referencia prevé valores cercanos a los 35 ºC el domingo en puntos del valle del Guadalquivir.

Con esta situación cabe esperar que la semana comience con nubosidad escasa y temperaturas diurnas elevadas. Se alcanzarán los 30 ºC en amplias zonas de la mitad sur y localmente en el interior del valle del Ebro y puntos de la Meseta Norte.

En el valle del Guadalquivir se podrían rozar incluso los 35 ºC el domingo. Sin embargo, el lunes entrará nubosidad que impedirá que las temperaturas diurnas sigan subiendo. Los cielos permanecerán despejados o poco nubosos en el centro y norte, a excepción del litoral cantábrico donde habrá intervalos de nubes bajas.

Alisios en Canarias

En Canarias continuará el régimen de alisios durante los primeros días de la semana, con pocos cambios en las temperaturas y con nubosidad restringida al norte de las islas, con alguna precipitación débil en las de mayor relieve. Lo más probable es que esta situación continúe durante el resto de la semana.

Una DANA en el sur reactivará las tormentas

Desde el mismo lunes, una depresión aislada en niveles altos (DANA) se situará al sur peninsular donde se producirá un incremento de la nubosidad y el desarrollo de chubascos tormentosos dispersos en el tercio sur. A lo largo del día y durante el martes se irán extendiendo a otras zonas, especialmente de montaña del interior y mitad este, pudiendo afectar con mayor intensidad a Baleares.

El desplazamiento de esta DANA es bastante incierto, aunque lo más probable es que se mueva hacia el este, afectando únicamente al entorno de Baleares durante el miércoles y días posteriores, sin descartar nubosidad y algún chubasco en zonas de la costa mediterránea. En el resto de la Península, en cambio, la situación será estable, con cielos poco nubosos y temperaturas elevadas.

La dorsal se debilitará el fin de semana

Aunque existe mucha incertidumbre al respecto, la fuerte dorsal anticiclónica no parece que vaya a permanecer estacionaria y la mayor parte de escenarios previstos por el IFS de ECMWF, nuestro modelo de referencia, muestra un progresivo debilitamiento de esta dorsal a partir del viernes.

Esto podría traducirse en una mayor probabilidad de que esta zona de Europa pueda verse afectada por depresiones o vaguadas a largo plazo, no obstante, no parece que vaya a producirse un cambio especialmente significativo antes de finalizar la semana.