tiempo.com

Más de 100 litros por metro cuadrado durante el puente de diciembre

Las precipitaciones pueden ser muy abundantes los próximos días, en algunos casos en zonas especialmente castigadas por la sequía. El umbral de los 100 litros por metro cuadrado puede superarse durante este puente de diciembre. Pero, ¿en qué regiones se superará esta cifra?

Las lluvias serán más fuertes en el oeste y suroeste pero afectarán a casi toda la península así como a los dos archipiélagos.

Durante los últimos días, el debilitamiento de la circulación de latitudes medias en el hemisferio norte y las altas presiones en el Ártico han favorecido el desplazamiento de aire frío hacia el sur y la formación de borrascas en latitudes más bajas. Estas borrascas se están desarrollando muy próximas a la Península Ibérica e incluso a Canarias, y cabe esperar que durante este puente de diciembre nos afecten de una forma más directa.

Muy atrás han quedado los escenarios en los que se imponía el frío extremo frente a los que optaban por este flujo de frentes y borrascas, fresco y húmedo. Si bien las temperaturas han descendido, se sitúan en valores completamente normales para esta época del año y así seguirá siendo durante los próximos días. Sin embargo, las lluvias pueden ser abundantes y extensas en amplias regiones.

La primera borrasca que nos está afectando, ya desde este fin de semana, cruzará la Península de suroeste a noreste en proceso de disipación, dejando abundante nubosidad y lluvias generalizadas, más débiles y dispersas cuanto más al norte y al este, pero puntualmente fuertes durante este lunes en el extremo suroeste peninsular, donde además pueden venir acompañadas de tormenta.

La próxima borrasca del puente de diciembre, muy activa, a partir del miércoles

La situación se repetirá de nuevo entre el miércoles y el viernes, con la llegada de una nueva borrasca a la Península desde el oeste. Esta depresión será bastante más profunda y estará en una fase algo más temprana cuando nos alcance, por lo que sus efectos serán más intensos y los acumulados de precipitación podrían superar los 100 l/ m² en las sierras del este de Cádiz, entornos de Gredos o Béjar así, como en el interior y sur de Portugal; los 30 l/m² en extensas zonas del oeste y suroeste. En esta ocasión las precipitaciones sí llegarán con cierta intensidad también al norte y este peninsular durante el jueves y el viernes, cuando la borrasca cruce completamente la península.

Lluvias puente de diciembre
Acumulados de precipitación previstos hasta la madrugada del domingo.

Además, esta borrasca vendrá acompañada de vientos fuertes de componente sur que pueden superar los 60 km/h en amplias zonas de la mitad sur y montañas del interior peninsular. Este viento dejará condiciones de temporal marítimo en el Golfo de Cádiz con olas de más de 4 metros de altura significativa.

La nieve, eso sí, se quedará en las montañas, con cotas inicialmente en torno a 2000 metros en casi toda la Península, descendiendo en la mitad norte a partir del viernes hasta los 1000 metros o ligeramente por debajo, aunque ya con precipitaciones más débiles.

Canarias en el punto de mira de un frente activo

Mención especial merece también el archipiélago canario, especialmente durante el miércoles, cuando se espera que un frente activo, asociado a esta borrasca, cruce el archipiélago de oeste a este dejando precipitaciones, en algunos casos acompañadas de tormenta y que podrían ser fuertes en las islas más occidentales. Concretamente podrían superarse con facilidad los 50 l/m² en La Palma. Además, el viento del oeste y suroeste soplará con rachas fuertes en zonas expuestas de las islas.

¿Más temporales a largo plazo?

Aunque se espera una mejoría transitoria durante el fin de semana, tras el paso de esta última borrasca, lo cierto que es que no está nada clara la situación posterior. Los plazos largos van ligados a una elevada incertidumbre, que en este caso se dispara notablemente con el final de la semana. Precisamente esta incertidumbre tan elevada (más aún de lo habitual a esos plazos), es un indicio de que la península puede seguir en una zona activa de bajas presiones. Los modelos contemplan que uno de los escenarios más probables es que continúe el flujo del oeste, con frentes llegando a la península desde el Atlántico.