tiempo.com

Las tormentas irrumpirán con fuerza en el este peninsular

Tras unos días muy cálidos y estables en buena parte de la Península, una vaguada atlántica dejará un ambiente mucho más fresco así como condiciones favorables para el desarrollo de tormentas a partir del domingo en el este peninsular. Localmente podrían venir con granizo.

Las tormentas acompañadas de fuertes chubascos y granizo podrían volver a aparecer en el interior del este peninsular, especialmente el lunes.

La actividad tormentosa está siendo muy escasa en las últimas semanas. A excepción de este pasado martes, día en el que se generaron varias células en el interior del noreste, la convección brilla por su ausencia y las precipitaciones han sido prácticamente nulas en la mayor parte de la Península Ibérica. Además, las temperaturas están siendo notablemente altas en amplias zonas del interior, este y Baleares, con máximas superiores a los 40 ºC en el Valle del Ebro y áreas del sureste peninsular. Sin embargo, a partir de este fin de semana llegan cambios importantes.

Una vaguada atlántica, de moderada amplitud pero muy marcada en niveles medios y altos, cruzará la Península de oeste a este entre el sábado y el lunes. Los primeros indicios de cambio los notaremos en el interior y oeste peninsular a partir de la tarde de este viernes: el aire del Atlántico barrerá el polvo en suspensión y dejará un marcado descenso de las temperaturas. Sin embargo, las tormentas todavía no serán frecuentes, tan solo descargarán algunos chubascos en puntos de Galicia y Asturias, y de forma aislada en otras zonas montañosas del norte. No se descarta en esas zonas alguna tormenta, pero débil y aislada.

Habrá que esperar al domingo para que empiecen a darse condiciones favorables para el desarrollo de tormentas. Este día ya se formarán nubes de evolución en zonas montañosas de la mitad este, que sobre todo en el caso del sistema Ibérico sur, oeste de la Comunidad Valenciana y Pirineos podrían dar lugar a alguna tormenta dispersa. En principio serán células aisladas que crecerán especialmente al final de la tarde, dejando chubascos bastante dispersos acompañados de algunas rachas fuertes de viento.

El lunes las tormentas pueden ser fuertes

Durante el lunes, esta inestabilidad se acentuará en todo el tercio oriental peninsular. Las tormentas adquirirán mayor intensidad y organización al disponer de más humedad y energía. Además existirá cierta cizalladura generada por el flujo de oeste de niveles altos de la vaguada combinado con las brisas variables que se darán en superficie. Las tormentas más organizadas se darán en zonas del sistema Ibérico, Pirineos e interior norte de la Comunidad Valenciana. Allí no son descartables sistemas multicelulares e incluso alguna supercélula aislada si las condiciones, tal y como muestran los modelos actuales, son suficientemente favorables.

Rayos en julio
Densidad de rayos por kilómetro cuadrado prevista para el mediodía del lunes.

Los fenómenos más significativos asociados a estas tormentas serán los chubascos, que pueden ser localmente fuertes, es decir, capaces de dejar más de 15 litros por metro cuadrado en menos de una hora. De forma puntual también pueden venir acompañadas de granizo y rachas de viento fuerte. 

Los chubascos podrán ser localmente fuertes, con posibles acumulados de hasta 15 litros por metro cuadrado en una hora. 

Aunque los fenómenos severos son en principio poco probables, existe todavía cierta incertidumbre en la previsión y no pueden descartarse si se produce algún pequeño cambio en las condiciones previstas. En principio, las tormentas más intensas se producirán en aquellas zonas con potencial de adquirir mayor organización, es decir, en zonas próximas al sistema Ibérico sur y Pirineo oriental.