El tiempo de este otoño: ¿volverá la 'gota fría'?

Tras un final del verano climatológico caracterizado por los chubascos y las tormentas que han afectado a gran parte de España, mucha gente mira al cielo pendiente del otoño, asociando esta estación con la 'gota fría'. ¿Qué es lo que puede pasar? Te lo contamos aquí.

Samuel Biener Samuel Biener 02 Sep 2019 - 16:29 UTC
tormenta otoño
El otoño se caracteriza por su gran variablidad. Es una época en las que las tormentas pueden provocar algunos problemas.

Hace escasas horas que comenzó el otoño climatológico, y en algunas regiones de España ciertamente el mes de septiembre ha arrancando con un ambiente más bien otoñal. A lo largo de esta semana los chubascos y las tormentas harán acto de presencia en el litoral mediterráneo y en el norte peninsular. Además, con bastante fresco en el interior.

En otros años la inercia del verano se extendía hasta bien entrado septiembre e incluso en algún caso, hasta octubre. Sin embargo, en las últimas semanas se han ido sucediendo los descuelgues de aire frío en altura, ya sean en forma de vaguada o de DANA, responsables de los recientes episodios de aguaceros muy intensos, que han sido de récord en puntos del interior y del Mediterráneo.

Hay que recordar que climatológicamente esta estación comprende los meses de septiembre, octubre y noviembre, que se suelen caracterizar por un ambiente extremadamente variable, con lluvias que pueden ser muy fuertes en la vertiente mediterránea, mientras que las temperaturas van cayendo y las noches ganando terreno.

Temperaturas en la media, o por encima

En lo que respecta a las temperaturas, las previsiones estacionales que maneja la NOAA señalan que será un trimestre con registros normales para la época, aunque en el noreste podrían ser algo más altos respecto al promedio. En cambio, el ECMWF prevé que el otoño sera más cálido de lo normal en casi todo el país, excepto en el extremo suroccidental, donde el mercurio quedaría en torno a la media.

¿Tendremos algún episodio de 'gota fría'?

En lo que se refiere a las lluvias, muchas personas están pendientes en esta época de la gota fría, si bien hay que insistir que no hay que confundir este fenómeno con episodios de lluvias torrenciales, que pueden estar asociadas a otro tipo de situaciones. Además, como consecuencia del cambio climático los eventos de precipitaciones de alta intensidad horaria se están volviendo más frecuentes en las otras estaciones.

De momento, los americanos prevén que será un otoño seco en el sureste y más lluvioso de lo habitual en el noroeste. Desde el ECMWF señalan una situación muy variable: pocas lluvias en el mes de septiembre, octubre muy inestable en todo el país y noviembre con anomalías negativas sobre todo en el oeste peninsular.

Sin embargo, no hay que olvidar que estas previsiones son poco fiables en nuestras latitudes, y más en esta época del año. Por ejemplo, en la vertiente mediterránea con una situación favorable de una duración de 24 horas o menos puede marcar la diferencia entre un otoño húmedo y uno seco. Y con el jet stream bastante ondulado, sería muy raro no tener al menos un episodio de lluvias intensas en los próximos meses.

Publicidad