El tiempo de este invierno: ¿tendremos grandes nevadas?

El 1 de diciembre comienza el invierno climatológico, aunque en noviembre ya hemos tenido un buen aperitivo en forma de bajas temperaturas y nevadas significativas. ¿Seguiremos igual? Aquí te contamos lo que señalan las previsiones a largo plazo.

Samuel Biener Samuel Biener 26 Nov 2019 - 08:46 UTC
Las estaciones de esquí han tenido que adelantar su apertura gracias a las nevadas de noviembre. ¿Seguirá la situación igual este invierno?

Dejamos atrás un otoño climatológico que no ha dejado indiferente a prácticamente nadie en lo que respecta a la meteorología en España, con las lluvias torrenciales en el Mediterráneo como las grandes protagonistas en septiembre y en octubre, mientras que noviembre se ha caracterizado por las bajas temperaturas y nevadas excepcionales para la época en la mitad norte.

Sin embargo, muchas personas están pendientes del cielo. La sequía sigue siendo bastante importante en bastantes zonas del interior y del oeste de la Península Ibérica, y precisamente el invierno (que climatológicamente comienza el día 1 de diciembre) es una de las estaciones más lluviosas en esas regiones. Sin olvidar la importancia que tiene la nieve para las estaciones de esquí.

Invierno con temperaturas más altas de la media y seco, según el ECMWF

Desgraciadamente, no tenemos buenas noticias para los amantes de la nieve o para aquellos que están esperando la lluvia en aquellos sitios en los que apenas ha hecho acto de presencia en los últimos meses. Según el European Centre for Medium-Range Weather Forecasts, nuestro organismo de confianza, estamos a las puertas de un invierno que podría ser más cálido de lo habitual y seco.

Para el conjunto de diciembre, enero y febrero, las previsiones del ECMWF señalan que diciembre sería húmedo en buena parte del interior y del norte, mientras que enero y febrero serían muy secos en gran parte del país. Sí que hay consenso para los 3 meses en lo que respecta a las temperaturas, que serían más cálidas de lo habitual, menos en el extremo oeste y sur, que rondarían los valores habituales.

Los americanos en la misma línea, aunque con menos precipitaciones

Así lo reflejan también las previsiones a largo plazo de AEMET, que se basan al igual que las nuestras en el ECMWF. ¿Y qué dicen los americanos? Coinciden en las previsiones europeas en lo que respecta a las temperaturas, con un invierno con temperaturas por encima de la media en diciembre y enero, mientras que en febrero las anomalías positivas quedarían restringidas a la mitad norte.

Sin embargo, los americanos plantean un escenario más negativo con las precipitaciones, que serían muy escasas en el trimestre salvo en el noroeste y norte peninsular. Si se cumple esto que acabamos de comentar, sería muy preocupante para el interior y el oeste de España, donde en algunas zonas están teniendo restricciones en el suministro de agua y los campos están en una situación crítica.

No obstante, estas previsiones no suelen ser muy fiables en nuestras latitudes y además están en fase experimental. También parece que diciembre comenzará con bastante frío y algunas precipitaciones. Y por ejemplo, en el Mediterráneo basta con un día de fuertes lluvias para acumular registros muy importantes. De todas formas, no es muy buena noticia que tanto el ECMWF como la NOAA coincidan para el próximo invierno.

Publicidad