tiempo.com

El chorro polar se va a ondular mucho, ¡podrían llegar cambios importantes!

La semana que viene comenzará bajo la influencia de una vaguada y posiblemente finalice con otra. El chorro polar se ondula y las consecuencias se empezarán a notar durante los próximos días.

A las tormentas del Mediterráneo se sumarán chubascos y nubosidad en el resto por la llegada de un frente procedente del Atlántico.

Estos días todas las miradas están puestas en la pequeña DANA que se ha desplazado desde el sur peninsular hasta el Mediterráneo, favoreciendo inicialmente una advección de polvo procedente del Sahara, que ha dejado una densa calima en buena parte de la Península Ibérica.

Sin embargo, en las últimas horas el foco de atención se ha centrado en Baleares y Comunidad Valenciana, donde las tormentas están siendo fuertes y algunos chubascos han dejado intensidades de precipitación torrenciales. De forma muy local, se han superado los 200 litros por metro cuadrado en pocas horas.

Esta situación se suavizará, pero no remitirá del todo los próximos días, pudiendo producirse más chubascos tanto en estas regiones del Mediterráneo como también de forma dispersa en el interior peninsular. Por otra parte, una vaguada se descolgará a partir del domingo sobre la Península y varios sistemas frontales, aunque debilitados, la alcanzarán en días posteriores.

Con esta situación la nubosidad será abundante también en la vertiente atlántica y el interior, con chubascos relativamente frecuentes y de distribución irregular, además se producirá un descenso de las temperaturas diurnas bastante generalizado.

¿Nos puede visitar otra DANA?

Esta vaguada podría incluso cerrar su circulación al sur peninsular, dando lugar a una nueva DANA con características similares a la que nos ha estado afectando estos últimos días, aunque es menos probable que se desplace posteriormente al Mediterráneo, dejando tan solo algo de nubosidad en el extremo suroeste y Canarias.

Nueva DANA
Nuestro modelo de referencia prevé el descuelgue de una nueva DANA, aunque en principio no seguirá la trayectoria de la que nos ha afectado en los últimos días.

En el interior y norte la situación tenderá a estabilizarse con la llegada de una dorsal transitoria que haría disminuir la nubosidad y remitir las precipitaciones a mediados de semana.

Alisio persistente en Canarias

En el archipiélago canario los alisios se mantendrán protagonizando prácticamente la semana, con una particularidad: se intensificarán a mediados de la misma, pudiendo dejar rachas fuertes en zonas costeras y a sotavento de las islas a partir de mediados de semana así como precipitaciones localmente moderadas y persistentes en el norte de las islas de mayor relieve.

El chorro se debilita y ondula. ¿Una gran vaguada a finales de la semana que viene?

A medida que avance la semana se percibirá un cambio a gran escala en la circulación de latitudes medias. El chorro polar se debilitará y ondulará significativamente, facilitando la formación de grandes ondas. Aunque la incertidumbre es elevada, la mayor parte de los escenarios del IFS de ECMWF, nuestro modelo de referencia, indican una alta probabilidad de que una gran vaguada se descuelgue al oeste de Europa a partir de finales de semana.

Con esta situación, la probabilidad de que la Península Ibérica se vea afectada por sistemas de bajas presiones y masas de aire más frío es elevada. Si bien no es el único escenario previsto, es el más probable, aunque sus consecuencias todavía no pueden conocerse con detalle. Dependiendo de cuánto descienda de latitud esa potencial vaguada, podría verse afectado sólo el norte peninsular o el territorio entero.