tiempo.com

Tras la borrasca Denise llegarán nuevos frentes muy activos a España

Tras el paso de la borrasca Denise, el flujo del oeste seguirá siendo intenso durante los próximos días. Nuevos sistemas frontales dejarán fuertes vientos y lluvias, especialmente en la vertiente atlántica. Sin embargo, se esperan cambios importantes al final de la semana.

El oleaje, los fuertes vientos y posiblemente algunos fenómenos convectivos severos serán noticia en algunas zonas de costa durante estos primeros días de la semana, especialmente en Baleares.

Durante el pasado fin de semana la advección del oeste se ha intensificado al descender de latitud el chorro polar y desplazarse las borrascas mucho más cerca de la Península Ibérica. Los momentos más adversos de esta situación probablemente tengan lugar este lunes y durante parte del martes, días en los que el viento y la lluvia pueden ser noticia, así como también, en menor medida, las tormentas, el oleaje y la nieve.

¿Dónde está la borrasca Denise?
Denise se está formando en la zona del golfo de Génova y se profundizará en las próximas horas y también mañana, martes. En su ciclogénesis, la borrasca provocará un auténtico vendaval.

Una onda se desplazará de oeste a este al norte de la Península y cerrará su circulación a medida que se desplace hacia el Mediterráneo más septentrional, dando lugar a la borrasca Denise una vez que el proceso de ciclogénesis finalice. Los frentes asociados ya están irrumpiendo en la Península dejando precipitaciones generalizadas en la vertiente atlántica y vientos cada vez más fuertes. Será al paso del frente frío cuando los vientos puedan alcanzar fuerza de temporal en varias regiones y las precipitaciones se extiendan más, pudiendo llegar también al área mediterránea.

Con esta situación cabe esperar que las rachas de viento alcancen o incluso superen los 90 km/h en zonas de montaña, costa cantábrica y casi toda la vertiente mediterránea. Además, cuando el frente frío se encuentre con la masa de aire anormalmente cálido y húmedo situada sobre el Mediterráneo, se reactivará la convección y podrán desarrollarse tormentas que potenciarán los efectos de la borrasca, especialmente en Baleares.

Durante algunas de estas tormentas, no es descartable que se produzcan chubascos fuertes, granizo y rachas de viento de más de 100 km/h. También nevará a partir de 1000 o 1300 metros en los sistemas montañosos de la mitad norte, con acumulaciones que pueden superar los 30 centímetros en Pirineos y alcanzar más de 10 centímetros en cotas superiores a 1500 metros de otras cordilleras.

Nuevos frentes entre el martes y el viernes

Aunque probablemente no sean tan virulentos como los de este lunes, seguirán llegando frentes asociados a varias borrascas atlánticas, más lejanas. El martes se espera la llegada de un nuevo frente cálido que reactivará las precipitaciones en la vertiente Atlántica y dejará tras de sí un nuevo día templado pero ventoso. El martes concluirá con la entrada de otro frente frío a últimas horas, que se desplazará por la Península a primeras horas del miércoles, dejando precipitaciones más intensas y rachas de viento que de nuevo pueden alcanzar los 70 km/h en zonas expuestas a flujos del oeste.

Los acumulados de precipitación previstos para los próximos 5 días muestran una distribución muy típica de una fuerte advección del oeste, con cantidades muy importantes en la vertiente Atlántica y zonas de montaña del centro y norte.


Se espera que durante el jueves y el viernes al menos otros dos frentes alcancen la Península con precipitaciones más restringidas a la vertiente Atlántica y en forma de chubascos y tormentas al entorno de Baleares. En esta ocasión los vientos no serán tan intensos aunque podrían soplar aún rachas fuertes. Las temperaturas serán más templadas pero seguirán experimentando ascensos y descensos con el paso de los frentes. La nieve, eso sí, ya aparecerá de forma ocasional sólo en zonas de alta montaña.

Alisios en Canarias, alguna lluvia ocasional al norte de las islas

En el archipiélago canario predominará durante toda la semana el flujo de noreste, algo más intenso durante este lunes y el martes. La nubosidad será escasa exceptuando el norte de las islas de mayor relieve. Allí podrían producirse algunas precipitaciones ocasionales, más probables a partir del jueves.

Fin de la circulación zonal el fin de semana

Con un significativo grado de confianza, parece que una robusta dorsal anticiclónica emergerá por el oeste de Europa situándose sobre la Península Ibérica durante los últimos días de la semana. Con esta situación se espera un fin de semana mucho más estable, sin apenas precipitaciones en todo el territorio y predominio de cielos poco nubosos. No obstante, podrían formarse bancos de niebla de cierta entidad en los valles del interior. Es probable que las temperaturas diurnas inicien un ascenso, mientras que las nocturnas serán significativamente más frías.