Descubren "Maggie", ¿el lugar donde nacen las estrellas?

Se ha identificado una de las estructuras más grandes de la Vía Láctea. La investigación, liderada por el Instituto Max Planck de Astronomía, plantea el posible hallazgo de una fuente de nuevas estrellas. Conoce los detalles en este artículo.

filamento 'Maggie'
El descubrimiento reciente de un gran filamento de hidrógeno en la Vía Láctea podría ser clave para entender más sobre la formación de estrellas. Créditos: ESA/Gaia/MPIA.

"Maggie", un filamento de hidrógeno que emerge en la Vía Láctea, podría ser una región con materia prima inmediata para nuevas estrellas. Descubierto recientemente por un grupo de astrónomos del Instituto Max Planck de Astronomía (MPIA), se extiende unos 3900 años luz y contiene hidrógeno atómico en su mayoría. ¡Es una de las estructuras conocidas más grandes de nuestra galaxia!

Fue nombrado "Maggie" en honor al río Magdalena, el más largo de Colombia, país natal de uno de los autores del estudio que contribuyó a su hallazgo.

No es tarea fácil hallar una nube individual de hidrógeno en el espacio. Es sabido por los astrónomos que estas regiones son esenciales para el estudio de la formación de estrellas. El hallazgo de esta estructura es clave para futuras investigaciones, no solo sobre la fase inicial de las estrellas, también sobre el comportamiento del hidrógeno. ¿Cómo ocurre la transición entre el hidrógeno atómico y el molecular? Es la pregunta que los investigadores esperan descifrar a través de "Maggie".

Sus dimensiones se determinaron a partir de la velocidad del hidrógeno. Dado que las velocidades a lo largo del filamento apenas difieren, se estima que es una estructura coherente. Se concluye que su velocidad media es determinada principalmente por la rotación del disco de la Vía Láctea. De esta forma, se pudieron inferir la distancia y el tamaño del filamento.

Tiene unos 3900 años luz de largo y 130 años luz de ancho. A una distancia de alrededor de 55.000 años luz, está en el lado más alejado de la Vía Láctea, informa el MPIA. Para entender un poco más, este filamento es extremadamente grande en comparación con otras nubes de gas molecular identificadas hasta el momento, que se extienden "solo" 800 años luz de ancho.

Los investigadores encontraron evidencias de que "Maggie" contenía hidrógeno molecular en una fracción de masa de aproximadamente el 8%, explican en comunicado de la MPIA, lo que conlleva a pensar que aquí se formarían estrellas.

Hidrógeno y más hidrógeno en el espacio

El hidrógeno es el componente más abundante en el espacio y el ingrediente principal en la formación de estrellas, lo que lo convierte en foco indispensable para entender mejor los procesos evolutivos estelares. Lo podemos encontrar en varios estados, aunque los astrónomos lo detectan en forma de átomos y moléculas. Solo el gas molecular se condensa en una nube compacta capaz de generar nuevas estrellas.

El hidrógeno molecular se forma cuando dos átomos de hidrógeno reaccionan juntos para formar un enlace mutuo. También es la molécula más pequeña, liviana y probablemente la más importante en la creación de materia. Aún es un misterio el cómo se genera la molécula más común del universo, es decir, cómo transita de hidrógeno atómico a molecular. Este estudio podría ayudar a descubrirlo. Además, el telescopio espacial James Webb será el encargado de observar y controlar el hidrógeno molecular en el espacio durante su misión.