Un 2018 muy cálido a nivel global, si no lo remedia el volcán Agung

El Servicio Meteorológico Nacional del Reino Unido, Met Office, prevé un 2018 muy cálido a nivel global. La Niña suavizará los registros extremos. El volcán Agung de Bali si desencadena una gran erupción, también.

Juan José Villena Juan José Villena 21 Dic 2017 - 10:31 UTC
2018
Gráfico que muestra la temperatura promedio global en relación con la línea base de 1850-1900. Fuente: Met Office.

El Servicio Meteorológico Nacional del Reino Unido, Met Office, prevé un año 2018 muy cálido a nivel global, aunque no de récord debido al fenómeno de La Niña, que permanece activo en el Pacífico. “En 2018 la temperatura global seguirá siendo alta, pero las actuales condiciones de La Niña sugieren que las temperaturas, en promedio, serán alrededor de 0,1ºC más bajas de lo que se podría esperar”, señala el investigador Doug Smith, de Met Office.

Según Met Office, el próximo año presentará una anomalía positiva de temperaturas de entre 0,88ºC y 1,12ºC respecto al promedio del período preindustrial. Estos datos supondrían un aumento de entre 0,28ºC y 0,52ºC en relación a la media extraída en las últimas dos décadas, de 14,3ºC.

El año 2017 ha sorprendido a los predictores británicos, que hace un año auguraban una anomalía de +0,75ºC. Los datos de enero a septiembre muestran que la temperatura media del planeta está rebasando en 1,05ºC los niveles preindustriales.

Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), 2017 se asentará entre los tres años más cálidos de la historia y, además, será el más caluroso sin la presencia de El Niño. Los once meses transcurridos respaldan este anuncio tras convertirse en los terceros más cálidos registrados. También la cobertura del hielo marino ártico y antártico, que se mantiene en niveles mínimos casi sin precedentes según la agencia estadounidense NOAA.

Omar Baddour, científico principal de la OMM, asegura que “más importante que el ranking de un año individual, es la tendencia global de calentamiento desde finales de la década de 1970, y especialmente en este siglo”. Desde el año 2000, 16 de los 17 años se han convertido en los más cálidos de la serie histórica.

Agung
Vista del Monte Agung en noviembre. Michael W. Ishak, Delphine Ménard Wikimedia.

El Monte Agung podría suavizar las temperaturas

El pronóstico de Met Office para 2018 no incluye eventos imprevisibles como una gran erupción volcánica, que causaría un enfriamiento temporal. “Por ejemplo, el Monte Agung de Bali, que recientemente ha experimentado pequeñas erupciones, podría causar una caída temporal pero significativa de las temperaturas globales si sufre una gran erupción el próximo año”, avisa Adam Scaife, jefe de predicción de largo plazo del servicio británico.

Para que un volcán tenga un impacto climático notable debe producirse una erupción explosiva, capaz de expeler gases y ceniza hasta la estratosfera, y con altos índices de azufre (SO2). Si el SO2 se adentra en esta capa la calienta y, a la vez, enfría la superficie. Justo al contrario que el dióxido de carbono. En caso de lograr esa envergadura, los efectos se pueden llegar a notar a lo largo de varios años. De momento, el humo y las cenizas del Monte Agung han provocado la cancelación de varios vuelos comerciales esta semana al este de Java.

Publicidad