tiempo.com

Una temporada de esquí 2020-2021 llena de incertidumbre

En un año normal, las estaciones de esquí estarían hasta la bandera por Navidad. Pero el avance de la pandemia y las restricciones a la movilidad están condicionando la temporada actual. ¿Cuáles están abiertas? Aquí te lo contamos.

La temporada de 2020-2021 está en el aire debido al repunte de la pandemia en España.

A comienzos del siglo XX, algunas personas subían andando por la nieve a algunas zonas del Pirineo catalán, primero, y algo más tarde del aragonés y en el resto de las cordilleras, para deslizarse con unos rudimentarios esquís. Si querían realizar otra “bajadita”, tenían que cargar con los bártulos y volver a enfilar grandes pendientes. Fueron los inicios del esquí en nuestro país, que con el paso del tiempo se convirtió en un deporte de masas.

Las primeras estaciones de esquí de España

En 1934 se instaló el primer telesilla y puede decirse, por tanto, que nace la primera estación de esquí propiamente dicha en España. Fue en el Pirineo catalán, concretamente en La Molina. La segunda en poner en marcha un telesilla fue la estación de Vall de Núria (1942) y la tercera Candanchú (1945), en cuyo valle ya había gran afición a este deporte.

No obstante, hubo que esperar hasta la década de los sesenta para que el esquí comenzase a adquirir auge. En 1964 se inauguran los medios mecánicos en Sierra Nevada, Formigal y Baqueira. Por aquel entonces, la temporada comenzaba en las fechas navideñas. Después, cuando se instauró el día de la Constitución, se procuraba abrir para el “puente”, aunque muchas volvían a cerrar hasta Navidad.

La invención de los “cañones de nieve” supuso un antes y un después para la práctica del esquí, hasta el punto de que puede afirmarse, sin ninguna duda, que, en bastantes ocasiones, salvan la temporada. Habían estaciones que no podían abrir en prácticamente todo el invierno.El primero que instaló en España fue en La Molina (1985) per, hoy día los utilizan todas.

La estación de la Molina (Girona) fue la pionera en la instalación del telesilla y de los cañones de nieve en nuestro país.

A buen seguro que los aficionados y, sobre todo, quienes están vinculados profesionalmente a este deporte recordarán con añoranza la temporada 2008/2009, en la que el 1 de noviembre ya abrió Alto Campoo, el día 9 otras cinco, y al fin de semana siguiente casi todas las demás. Durante esos meses permanecieron la mayoría abiertas hasta que las altas temperaturas invitaban más a ir a la playa que a esquiar, pero hay que reconocer que eso fue una excepción y será muy difícil que vuelva a ocurrir.

Una temporada 2020-2021 condicionada por la pandemia

Desde luego la actual no será ni parecida. Casi todas las estaciones podrían estar abiertas durante este fin de semana, aunque ninguna tendrá nieve como para estar al cien por cien, pero sí la suficiente como practicar el esquí alpino. Pero el tremendo problema que padecemos debido a la pandemia supone un gran hándicap al estar prohibido desplazarse de una comunidad a otra, o incluso en la mayoría de los casos no está permitido ir de una provincia a otra dentro de la misma Comunidad.

Las restricciones de movilidad como consecuencia de la pandemia ha provocado que la mayoría de las estaciones de esquí estén actualmente cerradas.

Esto hace que muchas de las estaciones españolas permanezcan cerradas. Aragón, por ejemplo, solo podría recibir esquiadores de la provincia de Huesca y, lógicamente, no compensa abrir con los consiguientes gastos que ello conlleva. Concretamente, por ahora están abiertas las dos de León, las nueve del Pirineo catalán y Sierra Nevada.

En consecuencia a lo expuesto, no podemos aventurar cómo será la temporada porque va depender en gran parte de la evolución de la pandemia, y desde luego las perspectivas no son halagüeñas, porque se perdió el puente de la Constitución y, mayoritariamente, también se van a perder las fiestas navideñas.