Astronomía en abril: lluvia de estrellas Líridas y la superluna rosa

Nos encontramos a las puertas del mes de abril y, como cada año, nos regalará más de una cita astronómica. La lluvia de estrellas Líridas y la superluna rosa serán los dos eventos astronómicos que amenzarán las noches, con permiso del famoso 'toque de queda'.

La superluna rosa será la protagonista de los cielos nocturnos a finales del mes de abril.

Este mes de abril tendremos dos eventos astronómicos que nos dejarán con la boca abierta. Si la meteorología lo permite, disfrutaremos de la lluvia de estrellas Líridas y de la superluna rosa que pondrá la guinda del pastel casi a final de mes.

¿En qué momento llegan las Líridas?

La segunda quincena de abril comenzará con la lluvia de estrellas Líridas, que serán visibles desde el hemisferio norte entre los días 16 y 25. También desde el sur, pero en menor cuantía. Se trata de una lluvia de estrellas bastante 'modesta', en tanto que su tasa media de actividad suele ser de 18 meteoros por hora a velocidades de 49 kilómetros por segundo durante esas jornadas.

A pesar de ser una lluvia de meteoros muy discreta, algunos años la tasa de actividad se puede incrementar hasta los 100 meteoros por hora, pero es difícil predecir con exactitud en qué años ocurrirá. Por el momento, este mes de abril parece que no será del todo bueno para la observación de las Líridas, ya que su momento de máxima actividad será un día después de que la Luna haya alcanzado su fase de cuarto creciente.

Será alrededor del 21 y 22 de abril cuando las Líridas alcancen su máxima actividad. Como sucede con otras lluvias de estrellas, estas son 'trozos' del cometa C/1861 G1 (Thatcher) de largo período que orbita alrededor del Sol una vez cada 415 años. Cuando la Tierra atraviesa un anillo poblado de estos fragmentos, estos mismos entran en nuestra atmósfera y se calcinan por la fricción del aire, creando así el resplandor luminoso que conocemos como estrella fugaz.

La superluna rosa para despedir el mes

Otro evento que llamará mucho la atención será la superluna rosa que se presentará el 27 de abril. Esa misma noche, nuestro satélite estará en su fase de luna llena y, además, en su perigeo como tuvo lugar el pasado 29 de marzo. Esto quiere decir que será el momento exacto en el que la Tierra y la Luna se encuentren geocéntricamente más cerca, es decir, a 357.378 kilómetros. El destello de la Luna será hasta un 15% mayor y su tamaño un 7% más grande.

Cada año esta luna es ya bien conocida en el mes de abril. El término 'rosa' viene del florecer de una planta silvestre en Estados Unidos y Canadá llamada Phlox. Este tipo de vegetación se viste de ese color justo ahora, en abril. Por esta razón, las culturas antiguas asociaron este fenómeno con el florecer de esta planta y la llamaron ‘superluna rosa’.

Algunos consejos para verlas

Para observar la lluvia de estrellas Líridas los consejos básicos pasan, en primer lugar, por alejarse de la contaminación lumínica. Lo mejor, por tanto, será distanciarnos de la ciudad con el propósito de buscar un cielo lo más oscuro posible. Buscaremos, además, un lugar que no tenga obstáculos visuales, como una zona abierta en el monte. Al estar la luna en su primer día de cuarto creciente, lo más probable es que nos quedemos con ganas de más eventos astronómicos. Lo mejor será esperar con ansias la superluna rosa, ya que con ella en el firmamento nadie es rival.