StoreWindows10

Los embalses españoles a punto de bajar del 50% de su capacidad

Según el último informe semanal, los embalses españoles están al 50,5% de su capacidad total. En la última semana han perdido un 1%, es de esperar que en los próximos días caigan por debajo de la mitad del aforo.

Juan José Villena Juan José Villena 20 Jul 2017 - 14:05 UTC
Embalses España
Estado actual de los embalses. Sólo Murcia y Asturias por encima del promedio (datos Embalses.net). Grafismo de Tiempo.com

El informe del estado de los embalses de esta semana deja registros preocupantes en varias comunidades autónomas. Los pantanos españoles retienen 28.242 hectómetros cúbicos (hm3), que suponen un 50,5% de la capacidad total. En la última semana el agua embalsada ha caído un 1%. Si continúa este ritmo de descenso, cosa muy probable por el estiaje, dentro de unos días ya estará por debajo de la mitad del aforo.

Castilla-La Mancha es la más perjudicada por la sequía. Los embalses están al 25% de su capacidad, 18 puntos porcentuales por debajo de la media de los últimos diez años. Apenas se acumulan 1450 hm3, cuando lo normal sería que se almacenaran, según el promedio de la última década, 2484hm3.

Según el escrito, Castilla-La Mancha vive “un fenómeno climático adverso asimilable a un desastre natural”.

En esta comunidad la sequía está dejando un reguero de daños en la agricultura y la ganadería. Hoy el Diario Oficial de Castilla-La Mancha ha publicado una Orden para la aplicación de medidas excepciones con tal de salvaguardar los cultivos. Según el escrito, Castilla-La Mancha vive “un fenómeno climático adverso asimilable a un desastre natural”. Los datos no son para menos, las precipitaciones en los últimos meses se han mantenido muy por debajo de la media y las temperaturas, además, han sido elevadas. Esto ha provocado una drástica reducción en las cosechas de cultivos herbáceos –cereales- en casi todas las comarcas.

Murcia y la Comunidad Valenciana están también muy cerca de estas cifras. Los embalses murcianos cuentan con 48hm3, que representan un 28,9% del total. El estar por encima de la paupérrima media de los últimos 10 años no les exime de la situación de alerta. Las lluvias de los últimos meses, que han sido muy abundantes, han salvado el primer “match ball”, pero oficialmente la sequía continúa en las Confederaciones Hidrográficas del Segura y del Júcar.

Nacimiento del Segura
Aspecto del nacimiento del Segura el 15 de julio. Foto de @BullasMeteo, vía AMETSE.

A estas demarcaciones recientemente se ha sumado la del Duero que, según el BOE –en base a los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET)-, ha vivido una primera mitad del año hidrológico extremadamente seca. En los últimos seis meses del pasado año sólo llovió un 55% de lo normal, y en 2017 el panorama no ha cambiado demasiado.

A tenor del Índice de Precipitación Estandarizado (SPI) de la AEMET, el año hidrológico está siendo muy seco en el cuadrante noroeste peninsular, y seco en la mayor parte del interior y de Cataluña. Sólo el litoral y prelitoral del sureste, el sur de Huesca y Baleares, salvo Menorca, están en el umbral húmedo.

En el norte de la Península la peor parte se la llevan los embalses de Cantabria, que están al 43,2%, cuarenta puntos porcentuales menos que el año pasado. Hace justo un mes del Gobierno cántabro puso en marcha un Plan de Emergencia contra la Sequía, que solicita la captación de agua del embalse del Ebro para garantizar  el abastecimiento en Santander y otros municipios.  

Publicidad