¿Esperando al gran episodio de lluvias otoñales? Veamos la previsión

Durante el fin de semana tendremos lluvias en algunas zonas de España, pero no tendrá lugar un marcado cambio de tendencia que de paso a un tiempo marcadamente otoñal, con lluvias abundantes y generalizadas. De momento a corto y medio plazo no se prevé un cambio claro de tendencia.

En las próximas horas, coincidiendo con la llegada del fin de semana, va a ir produciéndose cierto movimiento en la atmósfera con lluvias en algunos lugares de España. No será un cambio de tiempo radical, por lo que de momento no se prevé una situación de lluvias duradera típicamente otoñal. Las que se produzcan este fin de semana serán en general débiles y dispersas. El sábado afectarán principalmente al noroeste peninsular, la Meseta Norte y algunos puntos de la zona centro, desplazándose el domingo al área mediterránea. Las temperaturas diurnas bajarán, subiendo las nocturnas.

Un bloqueo anticiclónico apenas permite que se produzcan situaciones que dejen lluvias. De momento no viene un episodio destacado típicamente otoñal.

El lunes tendremos cielos nubosos por gran parte de la Península y Baleares, con algunas lluvias débiles en Galicia, puntos del área cantábrica y en Baleares. Las temperaturas tenderán a subir. Esa subida tendrá su continuidad el martes, volviéndose más acusada la amplitud térmica, con temperaturas máximas algo más altas y mínimas algo más bajas. En esa jornada el sol volverá imponerse en la mayor parte del país. Soplará viento de levante fuerte en el Estrecho y Alborán, arreciando los vientos del sur en el litoral atlántico gallego.

El miércoles y jueves un frente dejará lluvias en el noroeste peninsular y otras zonas del extremo norte. El ambiente soleado, a lo sumo con presencia en el cielo de nubes altas, seguirá dominando en gran parte del centro-sur de la Península, Mediterráneo y al sur de Canarias. El viernes los vientos rolarán a noroeste en el norte peninsular, provocando un importante descenso de temperaturas. La jornada será lluviosa en las comunidades cantábricas y en los Pirineos, con nevadas en cotas altas. Previsiblemente, la estabilidad atmosférica se impondrá el fin de semana del 23 y 24 de octubre, por lo que, de momento, las lluvias no tendrán continuidad ni serán abundantes y generalizadas.