Las calles de Barcelona convertidas en ríos

Esta mañana una tormenta muy fuerte ha sobrevolado la ciudad de Barcelona dejando granizo y cerca de 50 litros por metro cuadrado en media hora. ¿El resultado? Calles como ríos.

Esta mañana una fortísima tormenta ha afectado a Barcelona y su periferia, sobre todo al área más meridional de la ciudad. Algunos observatorios acumulan cerca de 100 litros por metro cuadrado desde la medianoche, como el ubicado en Plaça Sants que suma 91,8 l/m2 o Can Bruixa con algo más de 81 l/m2 (Meteoclimatic). El último chaparrón ha acabado por anegar las calles. El agua ha entrado al metro y al colegio Bosc, en Montjuït, donde las escaleras de acceso parecían cascadas.

A tenor del radar de la AEMET, el cumulonimbo ha entrado desde la parcela marítima con una altura cercana a los 12 kilómetros sobre las nueve de la mañana. Poco después el Servicio Meteorológico de Cataluña (Meteocat) ha reportado la lluvia torrencial de la ciudad condal en sus redes sociales, que ha llegado a sumar 48,4 l/m2 en media hora. Según Meteocat en la zona universitaria han caído 3,1 l/m2 en un minuto.

Todo el litoral y prelitoral de Cataluña cuenta con avisos de la AEMET: naranjas en Barcelona y Girona ante posibles lluvias de 50 l/m2 en una hora y amarillos en el resto. De cara a la noche las lluvias y las tormentas se generalizarán en terreno catalán, y serán de nuevo fuertes o muy fuertes.