tiempo.com

Última superluna de 2022 versus perseidas. ¡Pasará un año hasta ver otra!

El verano es una de las mejores épocas del año para los amantes de la astronomía. Durante este mes de agosto las populares "lágrimas de San Lorenzo" y la última superluna del 2022 (la del esturión) acapararán todas las miradas.

superluna esturión
¡Llega la superluna del esturión! Agosto era el mejor mes para pescar este pez en Norteamérica.

Somos muchas las personas que esperamos con ansias algún fenómeno astronómico que nos desvele y quite el sueño. Este año 2022 las citas astronómicas no se han quedado atrás y nos han regalado imágenes maravillosas. Ahora es momento de las perseidas que, curiosamente, coinciden con la superluna del esturión… ¡empápate de noches astronómicas!

¡La última superluna del año!

Desde las culturas primitivas hasta la actualidad, los seres humanos hemos compartido una inevitable fascinación por nuestro satélite. Tanto así, que hasta dependían de ella para tener noción del tiempo y registrarlo… ¡de ahí los apodos! Por ejemplo, la siguiente superluna se le conoce como "la del esturión" porque agosto era el mes de más abundancia de este pez y los nativos norteamericanos decidieron otorgarle este nombre.

Aunque el 2022 ya nos haya regalado dos superlunas (la de fresa y la del ciervo), lo bueno está por llegar. El próximo viernes ocurrirá la última superluna del año. Este fenómeno llegará a su punto álgido la noche del 11 al 12 de agosto, aunque seguirá deslumbrando la bóveda terrestre en las noches posteriores.

Habrá que esperar para la siguiente

Según la NASA, una superluna ocurre cuando la órbita de la Luna está más cerca a la de la Tierra y también se encuentra en su fase de plenitud. Para aclararnos, el punto más cercano de la Luna se conoce como perigeo y suele quedar aproximadamente a unos 363.300 kilómetros de la Tierra. Cuando este fenómeno ocurre, nuestro satélite luce más brillante de lo normal, de ahí lo de “superluna”.

Para las siguientes superlunas habrá que esperar casi un año, ya que serán en agosto del 2023. Curiosamente, ocurrirán dos el mismo mes. Una abrirá el octavo mes del calendario el día 1 y la otra lo cerrará el 31 de agosto con la superluna del ciervo.

Brillando más que las perseidas

Las perseidas se conocen comúnmente como “lágrimas de San Lorenzo” en los países de tradición católica. Proceden del cometa Swift-Tuttle que completa su órbita cada 133 años, pasando por última vez cerca de nuestra estrella en 1992. De ahí que la cantidad de meteoros vistos vaya decreciendo año tras año hasta su repunte.

Perseidas
Meteoro surcando el cielo de Virginia Occidental el 16 de agosto del 2016. Fuente: NASA Bill Ingalls.

Su pico de máxima actividad está previsto para la noche del 12 al 13 de agosto, aunque muchos observadores las llevan viendo desde el 17 de julio. Su tasa de actividad puede llegar a los 200 meteoros por hora viajando a 50 kilómetros por segundo.

Lastimosamente, este año no será el mejor para observarlas ya que coinciden con la superluna del esturión. El espectacular brillo de nuestro satélite será suficientemente alto como para ocultar los meteoros más tenues. Así que la cantidad de estrellas fugaces que veremos será menor.