tiempo.com

La borrasca Dora deja el primer temporal invernal de la temporada

El frente frío asociado a Dora está cruzando la Península Ibérica, dejando estampas invernales en muchas zonas. Además, se tratará de una situación persistente, especialmente en la mitad norte. Aquí te contamos la última hora del temporal.

Este pasado jueves ya se empezaban a notar los efectos de la borrasca Dora en la Península Ibérica, con la nubosidad asociada a su frente frío que ya nos iba alcanzando por el noroeste hasta cubrir los cielos de casi todo el territorio peninsular surante la pasada noche. Su centro se encuenta sobre las Islas Británicas, pero con sus más de 2000 km de diámetro, los efectos de la borrasca se dejan sentir por aquí en forma de descenso térmico acusado y fuertes vientos del noroeste.

Además las precipitaciones están llegando con fuerza al extremo norte y sistemas montañosos donde la cota de nieve se está desplomando por debajo de los 500 metros sobre el nivel del mar. La nieve ha llegado a aparecer incluso en capitales de provincia, como Ávila, Segovia, Soria o Lugo aunque en cantidades pequeñas en los entornos urbanos, si bien en esta última es mucho menos habitual observar este meteoro.

No es descartable que se sume alguna capital más durante los chubascos que se desarrollarán tras el paso del frente, aunque no se esperan grandes acumulados en ninguna de ellas al tratarse de precipitaciones breves. La situación, en cambio, será diferente en las cordilleras del interior y norte peninsular, especialmente en la Cordillera Cantábrica, donde seguirá nevando de forma persistente y con intensidad.

Ambiente invernal durante los próximos días

A medida que el frente avance hacia el Mediterráneo, le seguirá una advección de noroeste muy marcada, con vientos fríos y relativamente húmedos tras su recorrido por el Atlántico Norte. Las precipitaciones quedarán más restringidas, pero pueden ser puntualmente fuertes y persistentes en aquellos sectores favorables a este tipo de flujos, como es el caso de la Cordillera Cantábrica, donde las acumulaciones de nieve podrán alcanzar hasta 1 metro de espesor, especialmente a partir de 1500 metros.

Si bien esta borrasca dejará de afectarnos a medida que avance el fin de semana, otras ocuparán su lugar dejando nuevos frentes, precipitaciones, nevadas e intrusiones de aire frío al menos hasta mediados de la próxima semana, especialmente en zonas de montaña y en el extremo norte. También cabe destacar el temporal marítimo, que puede llegar a generar un oleaje de entre 6 y 9 metros de altura, tanto en mar abierto como en zonas expuestas de los litorales Atlántico y Cantábrico.