tiempo.com

El Everest se derrite: perdió 2000 años de hielo en solo 3 décadas

La masa de hielo más alta del mundo se está derritiendo más rápido de lo que se creía. Ni el techo del mundo está a salvo del cambio climático.

everest, himalayas, glaciar
La expedición que investigó el glaciar marcó tres récords Guinness.

No es una novedad que los glaciares de todo el mundo están perdiendo masa, pero hasta ahora poco se sabía sobre lo que está pasando con el hielo que se encuentra por encima de los 5000 metros de altura. Un grupo de expertos decidió echar luz en este asunto y subieron hasta el último glaciar del Everest para recolectar testigos (columnas de más de 2 metros de hielo) e instalar estaciones meteorológicas.

Después de analizar los datos del glaciar South Col (8020 m), los resultados mostraron conclusiones alarmantes: el glaciar que está más alto, en la montaña más alta de la Tierra, está perdiendo décadas de hielo cada año. Se estima que puede haber perdido la mitad de su masa desde la década de 1990 como consecuencia del aumento de las temperaturas en la región, y podría desaparecer por completo a mediados de este siglo.

El hielo que tardó unos 2000 años en formarse en el glaciar South Col se derritió en poco más de 25 años, lo que significa que se redujo unas 80 veces más rápido de lo que se formó.

Además, los investigadores señalan que el glaciar sufrió ciertas transformaciones y pasó de estar formado por un manto de nieve a ser predominantemente de hielo, y ese cambio podría haber comenzado ya en la década de 1950. Pero la pérdida de hielo fue mucho más intensa desde finales de la década de 1990. Este cambio en hielo genera que el glaciar ya no pueda reflejar la radiación del Sol, lo que hace que absorba más calor y su deshielo sea más rápido.

Los hallazgos preocupan, ya que el derretimiento rápido de los glaciares en algunos de los puntos más altos de la Tierra podría hacer que empeoren los impactos climáticos, incluyendo que haya avalanchas más frecuentes y que se sequen fuentes de agua de las que dependen alrededor de 1600 millones de personas en las cordilleras para beber, regar y obtener energía hidroeléctrica.

Este descubrimiento no solo confirma que el cambio climático de origen humano llega a los puntos más altos de la Tierra, sino también que está alterando el equilibrio crítico que proporcionan las superficies cubiertas de nieve. "El glaciar más alto del Everest ha servido de centinela de este delicado equilibrio y ha demostrado que incluso el techo de la Tierra se ve afectado por el calentamiento de origen antropogénico", señalan los investigadores en su artículo.

Una investigación alucinante

A pesar de su estatus icónico, y de haber sido escalado más de 7000 veces, en términos de tiempo, clima y salud de los glaciares el monte Everest es poco conocido en sus puntos más altos. Para llenar algunos de estos vacíos de conocimiento, National Geographic y la Expedición Perpetual Planet Everest de Rolex montaron en abril/mayo de 2019 la investigación científica más completa del lado nepalí del Monte Everest, que incluyó estudios de biología, geología, glaciología, meteorología y mapeo.

Pero lo más destacado de esta hazaña es que se establecieron tres récords mundiales Guinness: el núcleo de hielo de mayor altitud tomado a 8020 metros, el microplástico a mayor altitud hallado en tierra, que probablemente fuera de ropa o tiendas de campaña, encontrado a 8440 metros; y la estación meteorológica de mayor altitud en tierra, instalada en "Balcony", una cresta situada a 8430 metros sobre el nivel del mar.

La estación es la primera que se instala en lo que se conoce como la "zona de la muerte" por sus peligrosas condiciones para el senderismo: es la zona por encima de los 8000 metros en la que no hay suficiente oxígeno para sostener la vida más allá de cortos periodos de tiempo.