El frío que no deja ver a Trump el cambio climático

Una masa de aire ártico ha afectado estos días a Estados Unidos, lo que ha hecho que muchos estadounidenses vuelvan a pensar lo mismo que su presidente: ¿dónde está el cambio climático?

Marc Redondo Marc Redondo 18 Nov 2019 - 08:31 UTC
Nevada en Estados Unidos
En cada temporal de nieve se pone en duda la existencia del cambio climático.

El tiempo invernal se está adelantando este año tanto en España como en Estados Unidos. Sin apenas haber disfrutado del otoño, las bajas temperaturas y la nieve nos han afectado casi por igual a ambos. Además, todo parece indicar que estas temperaturas tan frías nos van a acompañar durante bastante tiempo.

A las puertas de la Cumbre del Clima que tendrá lugar en Madrid a partir del próximo 2 de diciembre, estos días he podido escuchar a mi alrededor a gente hablando sobre cómo es posible este frío si hay cambio climático. Es exactamente lo mismo que sucede en la opinión pública de Estados Unidos. ¿A qué es debido?

El papel de un presidente

No hace falta ir muy lejos para encontrarnos un presidente o un político de un país cuestionando o negando el cambio climático. Mariano Rajoy en 2007 nos dejó estas palabras sobre lo que le dijo su primo catedrático en física: “He traído aquí a diez de los más importantes científicos del mundo y ninguno me ha garantizado el tiempo que iba a hacer mañana en Sevilla. ¿Cómo alguien puede decir en el mundo lo que va a pasar dentro de trescientos años? No lo sé. Es un asunto al que hay que estar muy atentos, pero en fin, tampoco lo podemos convertir en el gran problema mundial”.

Han pasado ya muchos años desde esta cita y, seguramente, el expresidente habrá reflexionado sobre lo que dijo. Dudo que hoy en día repitiera estas palabras.

Donald Trump
Donald Trump se ha convertido en la figura defensora del negacionismo del cambio climático

En Estados Unidos el pensamiento negacionista de su presidente Donald Trump es más evidente. En cada rueda de prensa y en cada tweet, queda clara su creencia. Sin duda, fue la publicación del pasado 29 de enero de este mismo año la que tuvo más repercusión en plena ola de frío: “En la bonita mitad oeste, la temperatura alcanza los 60 grados (Fahrenheit), la más baja jamás registrada. En los próximos días se espera que baje más. La gente no puede aguantar fuera ni unos minutos. ¿Qué demonios está pasando con el cambio climático? Por favor, vuelve pronto, ¡te necesitamos!”

Evidentemente, su posición respecto el cambio climático, junto a motivos económicos, ha sido lo que ha empujado a Trump a retirar a su país del Acuerdo de París. Y hay otro factor a tener en cuenta. Muchos ciudadanos admiran a su presidente y lo respaldan con sus ideas, sean correctas o no.

La importancia de quien tiene la voz

En Estados Unidos, la opinión sobre el cambio climático es preocupante. Según las últimas estadísticas de abril de 2019, obtenidas del estudio Climate Change in the American Mind, el 16% de los ciudadanos estadounidenses cree que el cambio climático no está sucediendo. Es un dato alarmante.

¿Por qué Estados Unidos tiene tantos negacionistas entre su población? En todo el mundo hay gente que niega el cambio climático. Pero durante años, en las tertulias y debates televisados sobre el tema, era obligatorio contar siempre con todos los puntos de vista, con todas las opiniones. Los negacionistas intervenían en los debates a pesar de no tener argumentos y de representar una parte mínima de la población, y eso les dio mucha voz.

El problema de la comprensión del clima

Muchos piensan como Trump cada vez que viene una ola de frío. ¿Dónde estará el cambio climático ahora? No hay que confundir tiempo con clima. Puede que de forma puntual tengamos episodios de frío, esto entra dentro de la normalidad. Pero la tendencia general es que la temperatura es cada vez más alta, y no solo en nuestra región, sino en todo el planeta.

Publicidad