Ya está aquí la DANA, con tormentas severas y nieve

Las consecuencias de esta 'gota fría' no se han hecho esperar. Las tormentas se desarrollan con fuerza en el Mediterráneo y las temperaturas caen en picado en el resto. Esta situación nos acompañará varios días más.

Victor González Victor González 10 Sep 2019 - 09:21 UTC

La Península Ibérica hoy nota los efectos de una masa de aire frío procedente de latitudes más altas, que ya deja temperaturas negativas en las cumbres de las cordilleras, por encima de los 2000 metros de altitud. La combinación de esas bajas temperaturas con la humedad e inestabilidad, propias de la DANA, está dando lugar a estampas blancas en las cotas más altas, aunque esta mañana la nieve ha llegado a aparecer incluso a 1800-1900 metros en buena parte de los Pirineos.

Y no sólo allí. Aunque las precipitaciones serán más escasas, las heladas, cencelladas e incluso nevadas débiles podrían aparecer también en cumbres del Sistema Ibérico, Cordillera Cantábrica y Sistema Central. En Picos de Europa han amanecido con una débil nevada, niebla y cencelladas en las cumbres.

Por otra parte el descenso térmico ha sido muy notable en todo el interior y mitad norte. En el Puerto de Navacerrada la temperatura era de 1.6 ºC esta mañana, y serán varias las capitales de provincia que hoy no superen los 18 ºC y que queden muy por debajo de 10ºC durante la noche, con una sensación de frío incrementada por el viento.

Tormentas severas

Sin duda, el fenómeno al que más atención habrá que prestar es a las tormentas. Esta noche un potentísimo sistema de tormentas ha afectado a zonas de costa de Barcelona. Afortunadamente ha desarrollado su mayor intensidad sobre el mar, pero no ha pasado desapercibido debido a su imponente actividad eléctrica, con varias descargas por segundo que han llamado la atención de la población durante varias horas.

Nos referimos a sistemas de tormentas organizados y potencialmente severos, capaces de generar inundaciones, granizadas y rachas de viento muy fuertes. Estas condiciones tan adversas irán desplazándose hacia el sur, afectando a buena parte de las comunidades mediterráneas estos próximos días.

Publicidad