tiempo.com

¿De dónde ha salido este viento huracanado?

La borrasca Alex está dejándose notar también en la Península Ibérica, donde actualmente se reportan rachas de viento por encima de los 120 km/h en las zonas más expuestas y más de 90 km/h en numerosas localidades.

Viento fuerte
A pesar de rondar el canal de la Mancha, la borrasca Alex está dejando en nuestro país rachas de viento superiores a los 100 km/h.

Es habitual que con la llegada de las borrascas otoñales empiecen a darse los primeros episodios de viento fuerte e incluso los conocidos temporales en nuestra región. Sin embargo, no muchos lo hacen en la primera semana de octubre con esta intensidad y menos con las características que presenta Alex, la borrasca que lo está generando.

Alex es una borrasca formada a partir de un proceso de ciclogénesis explosiva con caídas de presión cercanas a los 40 hPa en 24 horas, muy superior al umbral de 20 hPa en 24 horas a partir del cual una ciclogénesis se considera "explosiva". Aunque su centro no nos ha afectado directamente y ha impactado en la Bretaña francesa, la Península Ibérica ha quedado inmersa en el enorme gradiente de presión generado y expuesta a los frentes de Alex.

EstaciónProvinciakm/h
MachichacoBizcaia128
ValdezcarayLa Rioja127
Estaca de BaresA Coruña121
Cabo BustoAsturias114
Cabo PeñasAsturias112
Puerto Alto del LeónMadrid111
EncisoLa Rioja104
Puerto de NavacerradaMadrid101
Panticosa-PetrososHuesca101
SantanderCantabria94
Rachas de viento máximas registradas en la red AEMET hasta las 10:30 horas.

Por tanto, el fuerte viento del oeste y noroeste estaba garantizado. El viento supera la fuerza 8 (>64 km/h) en el Cantábrico y en consecuencia el umbral de "fuerza de temporal", con rachas que tanto en zonas costeras como en el interior alcanzan los 80 km/h de forma bastante generalizada. En borrascas como Alex y, en general, en casi todos los ciclones extratropicales, estos fuertes vientos suelen darse en el entorno del frente frío y especialmente durante su paso.

El frente frío es literalmente un surco de baja presión donde se produce una convergencia de vientos y un ascenso del aire cálido que lo precede. Esto produce la nubosidad y da lugar las precipitaciones que lleva asociadas, pero inmediatamente después, el aire frío posterior tiende a acelerarse para rellenar esa baja presión, lo que provoca un aumento muy importante de la velocidad del viento tras su paso.

Si somos suficientemente observadores, veremos que además se ha producido un cambio en la dirección del viento en el sentido de las agujas del reloj. Si antes del frente soplaba suroeste, ahora tendremos noroeste. En el caso de hoy, el paso de este frente frío está dejando rachas muy importantes en toda la Península Ibérica.

¿Continuará?

El viento seguirá soplando con fuerza también durante el fin de semana, especialmente en zonas expuestas a flujos del noroeste. Sin embargo, ya no estaremos hablando de rachas dañinas como las de hoy, sino de vientos fuertes más habituales con rachas que difícilmente superarán los 60 km/h a excepción de las zonas más expuestas. No obstante, no habrá que bajar la guardia, ya que no es esperable a corto o medio plazo la irrupción del anticiclón y por tanto seguiremos expuestos a la entrada de frentes atlánticos con una intensidad, eso sí, más acorde a una primera quincena de octubre.