Foro de la RAM: De Arcimis

De Arcimis: INM y SMNQuerido editor de la RAM:Como otras veces mis felicitaciones por el magnífico número 12. Quería sin embargo puntualizar algunos aspectos de la interesantísima entrevista al maestr...

Colaboraciones de la RAM Colaboraciones de la RAM 18 Sep 2003 - 03:50 UTC

De Arcimis: INM y SMN

Querido editor de la RAM:

Como otras veces mis felicitaciones por el magnífico número 12. Quería sin embargo puntualizar algunos aspectos de la interesantísima entrevista al maestro Inocencio Font, una de las figuras históricas del INM y de la meteorología española.

Me refiero a varias referencias de la entrevista sobre el INM y otras de sus denominaciones, que podrían dar lugar a confusión y me gustaría clarificar a los lectores de la RAM. El posible malentendido podría provenir en parte, más que de Don Inocencio, de la forma en que le hace las preguntas el entrevistador. Así por ejemplo cuando le pregunta si trabajó como predictor en el INM o el SMN, o si fue director del SMN o del INM.

Hay que aclarar que ambos organismos son el mismo. El Instituto Nacional de Meteorología es la denominación actual del organismo creado en 1887 con el nombre de Instituto Central Meteorológico. A lo largo de sus 116 años de historia ha recibido diversos nombres: Instituto Central, Servicio Meteorológico Español, Servicio Meteorológico Nacional y el último INM. Pero siempre ha sido la misma institución con sus locales, estructuras y personal desarrollándose en el tiempo, independientemente de los nombres o ministerios de los que iba dependiendo, en el alocado vaivén tan tradicional en la administración española. Solamente durante los tres años de la guerra civil estuvo el INM escindido en dos organismos, uno por cada bando.

Por otra parte cuando Don Inocencio Font explica que “la nueva Dirección debía de haberse denominado Instituto Meteorológico Nacional con el propósito que no se confundiese con el antiguo Instituto Nacional de Meteorología que ya existía como parte integrante del SMN” hay que aclarar que efectivamente durante algunos años, pero sólo algunos, el centro de estudios, la biblioteca y alguna otra sección del SMN (luego INM) se agruparon con el nombre interno de Instituto Nacional de Meteorología. Fue esta primera decisión la que aportó confusión a mi juicio, más que el usar la denominación como nombre general del organismo a partir de 1978.

Por lo demás, como miembro del INM, además de agradecer las interesantes declaraciones de Don Inocencio coincido con las opiniones del ilustre meteorólogo, por ejemplo en la extrañeza por la irregularidad de que tras los tres años en que dirigió al INM durante la transición democrática, no se volviera a nombrar un director profesional del INM, sino a personas de diversa procedencia y con perfil sobre todo político, que sin embargo han ejercido la autoridad decisiva en las cuestiones técnicas del Instituto. Igualmente en su manifestación de que la creación de Servicios públicos autonómicos es un anacronismo sin justificación técnica, aún teniendo presentes las carencias que a veces ha observado el INM en sus servicios a algunas comunidades. Creo que la opinión de Don Inocencio, antiguo discípulo del insigne Fontseré, es especialmente autorizada al respecto.

Te agradecería que incluyeses esta carta en la próxima RAM para información de sus muchos lectores.

Manuel Palomares Calderón

Esta entrada se publicó en Reportajes en 18 Sep 2003 por Francisco Martín León
Publicidad