Precipitaciones e inundaciones severas en Japón: más de 120 muertos

Después de empaparse en solo unos pocos días con el doble de lluvia que cae en un julio normal, algunas partes de Japón enfrentan su peor desastre de inundaciones en 35 años.

 

 

 


Las tormentas e inundaciones causaron deslizamientos mortales de tierra y numerosas víctimas mortales, al tiempo que llevaron a millones de personas a evacuar sus hogares y negocios. Según las últimas noticias 120 personas han muerto y docenas están desaparecidas.

El primer ministro Shinzo Abe pidió que a los 73,000 rescatados y evacuados a nivel nacional se les brinden la asistencia de emergencia necesaria, ya que los pronósticos predicen deslizamientos de tierra adicionales y lluvia esta semana.

El mapa de arriba muestra la acumulación de precipitación a partir de las 3 a.m. (hora estándar de Japón) del 2 a las 3 a.m. del 9 de julio de 2018.

Trece prefecturas en la parte continental de Japón recibieron cantidades ingentes de lluvia. Hiroshima y Okayama, en la parte sur de la isla de Honshu, se encontraban entre las áreas más inundadas.

Estos datos de lluvia son estimaciones de detección remota que provienen de la Integrated Multi-Satellite Retrievals (IMERG), producto de la misión de Global Precipitation Measurement (GPM).

El satélite GPM es el núcleo de un observatorio de precipitaciones que incluye mediciones de la NASA, la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón y otros cinco socios nacionales e internacionales. Las cantidades locales de lluvia  pueden ser significativamente más altas cuando se miden desde el suelo.

Las lluvias parecen haber sido causadas por el aire cálido y húmedo que fluye desde el Océano Pacífico y por los restos del tifón Prapiroon, que intensificaron el frente de lluvia estacional.

Precipitación estimada por IMERG desde el 28 de junio al 6 de julio de 2018 para la zona donde el tifón Prapiroon se desplazó. En algunas zonas se estimaron lluvia de hasta 512 mm. Créditos: NASA/JAXA, Hal Pierce

 

Imágenes de NASA Earth Observatory por Joshua Stevens, usando datos de IMERG de la Misión de Precipitación Global (GPM) en NASA / GSFC. Texto de Kasha Patel.

 

NASA Earth Observatory

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *