Tras 'Miguel', un embolsamiento de aire frío, también inusual

La borrasca Miguel fue inusual, pero el embolsamiento de aire frío que está a punto de situarse en la vertical de Francia no se queda atrás. ¿Cómo afectará a nuestro país? A continuación indagamos.

Juan José Villena Juan José Villena 10 Jun 2019 - 12:47 UTC
Tiempo junio
Se avecinan días de cumulonimbos y nieve, esta última aparecerá sobre todo en Pirineos.

En las próximas horas lloverá en Pirineos, en el este del Sistema Ibérico y la vertiente cantábrica, en esta última sobre todo a lo largo de la tarde y noche debido a la llegada de un frente desde el noroeste. Esta línea inestable estará asociada a un embolsamiento de aire frío que, en las capas medias y altas de la troposfera, alberga temperaturas de hasta -26 ºC. Algo poco usual en las fechas que corren. La vaguada en breve estará en la vertical de Francia y desencadenará tormentas muy fuertes en el norte de Italia, Suiza, Chequia o Alemania, al quedar en el flanco oriental más inestable. La Península Ibérica permanecerá en el sur, más fresco y menos proclive al desarrollo de cumulonimbos.

Cerca de 20 centímetros de nieve en Pirineos

Esto no quiere decir que no vaya a llover en nuestro país. Mañana el mencionado frente barrerá la mayor parte del tercio norte peninsular hasta desembocar en el Mediterráneo. Lloverá de forma débil en las comunidades más septentrionales; moderada en el Cantábrico oriental, Pirineos y Cataluña. En la segunda mitad del día los chubascos se extenderán a otros puntos del este de la Península y Baleares. La cota de nieve descenderá hasta los 1200 o 1400 metros, con acumulados del blanco meteoro cercanos a los 20 centímetros en la zona pirenaica.

Las temperaturas registrarán un moderado descenso en la mitad norte de la Península y se mantendrán sin cambios en el sur y Canarias. Las ciudades de Oviedo o San Sebastián no pasarán de los 15 ºC. En Sevilla o Jaén, mientras tanto, será fácil que el mercurio ronde los 30 ºC.

En la jornada del miércoles el embolsamiento no cambiará de localización pero, sin frente de por medio, las nubes quedarán relegadas al noroeste peninsular, Baleares y el Estrecho. En estas zonas se registrarán lluvias entre débiles y moderadas. También en la cara norte de las islas Canarias de mayor relieve. En las sierras del interior peninsular crecerán nubes pero el riesgo de precipitaciones será bajo. Las temperaturas mínimas bajarán en casi todo el país; las máximas subirán en el noreste de forma moderada y descenderán en el sureste y Baleares.

Entre jueves y viernes ‘último coletazo’, después verano

Entre el jueves y el viernes el aire frío de las capas medias y altas de la troposfera dará un último coletazo, y la probabilidad de lluvias aumentará en el tercio norte y la mitad este peninsular. Incluso es fácil que vayan acompañadas de tormenta. El suroeste continuará al margen de la inestabilidad con temperaturas agradables, e incluso calurosas. Desde allí los claros ganarán terreno hasta dejar un fin de semana tranquilo y caluroso en la mayor parte del país. De momento, parece que solo quedará empañado por las nubes a orillas del Cantábrico.

Publicidad