¿Habrá invasión de aire frío y lluvias en la segunda mitad de octubre?

Casi hemos llegado a la mitad de octubre, un mes que suele ser fresco y sobre todo lluvioso. Sin embargo, el tiempo sigue siendo estable con cielos despejados. ¿Cambiará la dinámica en los próximos días?

Continuamos disfrutando de días de playa cuando la realidad debería ser distinta. Estamos en uno de los meses más lluviosos del año.


El puente que finalizó el pasado martes se caracterizó por el ambiente soleado prácticamente en toda España, lo que propició que las playas en todas las costas estuviesen bastante concurridas a pesar de las fechas en que nos encontramos y que fuesen bastantes los hoteles, incluyendo los del interior, que se encontraron completamente llenos.

Como reza el refrán que, como suelo comentar, es el único que siempre se cumple: “nunca llueve a gusto de todos”. En esta ocasión, más bien habría que decir no siempre los cielos despejados son del gusto de todos, porque si el tiempo ha sido espléndido para el turismo no lo fue para los campos puesto que mayoritariamente necesitan agua para la siembra y en algunos casos de manera imperiosa, caso de Castilla La Mancha, Andalucía, Extremadura y gran parte de Aragón.

En la actualidad, el agua total embalsada es de 22.252 hm3, lo que equivale a 39,64% de su capacidad, mientras que el año pasado a estas alturas estaban al 45,66% y la media de los diez últimos años es de 51,48%.  Exceptuando la cuenca del Júcar, donde están al 51,02% frente a los 47,12% de mediados de este mes en 2020, las reservas están por debajo del pasado ejercicio en las mismas fechas.

En estas dos semanas, solo ha llovido con intensidad, incluso torrencialmente, en algunos puntos durante el primer fin de semana causando desbordamientos, a lo que hay que añadir que en distintas zonas esas lluvias fueron acompañadas de granizo por lo que los daños fueron bastante cuantiosos.

¿Qué podemos esperar para lo que resta del mes?

Las perspectivas no son nada halagüeñas para la agricultura. Desde hoy y hasta el sábado cabe la posibilidad de algunos chubascos aislados y de poca importancia en Cataluña, Baleares y la Comunidad Valenciana. A última hora de esa jornada es previsible que llueva en Galicia debido a un frente que el domingo podrá extenderse a las regiones cantábricas, meseta castellanoleonesa, Comunidad de Madrid y norte de Extremadura produciendo precipitaciones en general débiles.

A lo largo de la semana siguiente, es probable que entren nuevos frentes por el noroeste dando origen a precipitaciones en las regiones de esa zona, principalmente en la comunidad gallega. Posteriormente y hasta el final de la treintena, si se cumple lo que ahora se aprecia en los mapas previstos, si llueve será esporádicamente por lo que en casi toda España la situación será de gran estabilidad exceptuando Galicia y otras zonas del tercio norte.

Un calentamiento súbito estratosférico
Existe una importante probabilidad de que el primer calentamiento súbito estratosférico tenga lugar entre la última semana de octubre y las primeras de noviembre. La probabilidad de que desestabilice el vórtice polar es alta, pero para observar cambios en la troposfera tendremos que esperar muy probablemente a noviembre.

Según nuestro modelo de referencia, en esta segunda quincena las temperaturas permanecerán por encima de lo normal, especialmente en el interior de la mitad sur peninsular, donde los registros podrían ser hasta 3 ºC superiores al promedio. Respondiendo a la pregunta que planteábamos en el titular, no, de momento no se prevén cambios drásticos en el tiempo.