Riesgo de supercélulas este fin de semana en el este peninsular

Este mismo viernes finalizará este periodo de altas temperaturas. Mañana sábado el descenso será generalizado y notable en muchos casos, aunque será en el noreste donde además tendrán que prestar atención a las tormentas; alguna podría ser severa.

La aparición de tormentas organizadas, como esta fotogénica supercélula, será bastante probable en zonas de la vertiente Mediterránea este sábado, especialmente en prelitorales de Cataluña y la Comunidad Valenciana.

Estos días las temperaturas están alcanzando valores típicos, quizás ligeramente por encima del promedio para esta época del año, otorgando al ambiente características normales de la canícula estival, pero sin llegar a extremos. Tan sólo algunos sectores de la vertiente cantábrica y del extremo noroeste peninsular han estado influenciados por la nubosidad y unas brisas marinas que han contenido las temperaturas diurnas.

Una masa de aire atlántica suavizará mañana las temperaturas en el oeste y la mitad norte peninsular. 

Este periodo de temperaturas elevadas y cielos prácticamente despejados toca a su fin este mismo viernes. En las próximas horas una masa de aire procedente del Atlántico norte irá irrumpiendo en la Península, suavizando las temperaturas en el oeste y la mitad norte. Sin embargo, será mañana cuando estos cambios se acentúen: la masa de aire fresco se adentrará aún más y vendrá acompañada de una vaguada en niveles medios y altos.

Calor sábado
Mañana las temperaturas altas ya quedarán restringidas al sureste peninsular.

Con esta situación cabe esperar un descenso térmico notable en la mayor parte de la Península, es decir, un descenso de las temperaturas máximas de 7 ºC o más. La única excepción la tendrán en zonas litorales donde las temperaturas diurnas, ya condicionadas desde este viernes por las brisas marinas, no variarán especialmente y experimentarán descensos ligeros.

Tormentas fuertes en el este y noreste

A medida que avance la vaguada en niveles altos, la convección empezará a dispararse en el interior de la mitad norte peninsular. Pero será más al este donde las brisas mediterráneas aporten una humedad y energía adicionales que podrían dar lugar a tormentas frecuentes durante la tarde del sábado, pudiendo organizarse en sistemas multicelulares de gran tamaño y duración en el noreste peninsular (hay avisos activos). Con las condiciones de cizalladura que se darán en toda esta zona no es incluso descartable la aparición de estructuras muy organizadas de forma aislada, como podría ser el caso de algunas supercélulas.

Con esta situación, las tormentas serán localmente fuertes en buena parte de Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana y el entorno del Sistema Ibérico. No se descarta que alguna pueda ser severa en estas regiones, siendo aún más probable en las provincias de Castellón, Tarragona y el este de Teruel. En todas estas zonas es posible la aparición granizo mediano o grande, pudiendo superar los 2 centímetros de diámetro en algunos casos, así como chubascos muy fuertes que superarán con cierta facilidad los 30 litros por metro cuadrado en menos de 1 hora.

Nueva vaguada el lunes

El domingo será un día de transición en el que las temperaturas continuarán bajando en el litoral mediterráneo pero empezarán a subir en zonas del centro y norte. Sin embargo, una nueva vaguada de menor longitud de onda cruzará la Península el lunes reactivando la convección y las tormentas en la mitad este. Las tormentas dispondrán también de bastante energía y además en una zona más amplia, que abarcará prácticamente todo el tercio oriental peninsular. Aún con incertidumbre, sí parece que habrá otros factores como la cizalladura y fuertes convergencias de brisas que podrían dar lugar a convección organizada. 

Hay que seguir con atención la evolución del episodio del lunes. Podría dar lugar a tormentas de nuevo organizadas y fuertes, sobre todo en zonas del noreste peninsular.

Con esta situación cabe esperar tormentas fuertes en zonas del Sistema Ibérico, Comunidad Valenciana, Aragón y Cataluña, que de forma más moderada y dispersa podrían extenderse a otras zonas de la mitad oriental peninsular. Los fenómenos más destacables asociados a este tipo de tormentas serán los chubascos muy fuertes y el granizo, aunque habrá que seguir con atención la evolución de este episodio para concretar las zonas más propensas a su formación.