tiempo.com

No habrá "cordonazo": esta semana calor y tormentas en el Mediterráneo

Las tormentas podrán ser puntualmente fuertes en el Mediterráneo, especialmente a partir de mediados de semana. En el resto, ni rastro del "cordanazo": las temperaturas serán altas. Aquí te contamos más.

La nubosidad esta semana será más abundante en los litorales. En el Mediterráneo podría producirse chubascos localmente fuertes, aunque las temperaturas se mantendrán agradables.

A pesar de la presencia de la extensa dorsal anticiclónica, durante este pasado fin de semana una pequeña DANA ha quedado aislada en el suroeste peninsular. La nubosidad asociada a este sistema se está extendiendo durante este lunes por la mitad sur peninsular y en las próximas horas está previsto que empiece a dejar los primeros chubascos.

Afectarán especialmente a zonas de montaña del interior de la mitad sur y serán por lo general débiles o moderados, pudiendo venir acompañados puntualmente de tormenta. También nos acompañará bastante polvo en suspensión, por lo que estos chubascos serán de barro en muchos casos.

Chubascos fuertes y dispersos en el Mediterráneo

A medida que esta peque��a depresión se desplace hacia el este, los chubascos se propagarán durante el martes y el miércoles hacia el este de Andalucía, Murcia, Baleares y Comunidad Valenciana, no descartándose de forma débil y aislada en algunos puntos del interior de las mitades sur y este peninsulares.

Sin embargo, será a partir del miércoles cuando la DANA, ya prácticamente estacionaria en el sureste peninsular, empiece a favorecer el desarrollo de chubascos localmente fuertes en el este y Baleares. De forma débil y dispersa pueden producirse en otras zonas montañosas del interior.

Las temperaturas continuarán siendo elevadas para esta época del año, con máximas que superarán con facilidad los 30 ºC en el cuadrante suroeste peninsular y quedarán por encima de 25 ºC en amplias zonas del interior, también de la mitad norte. Sólo serán más frescas en la zona cantábrica, donde las brisas dejarán abundante nubosidad e incluso algunas lluvias débiles o moderadas, sobre todo en la mitad occidental.

Las máximas superarán los 30 °C en el suroeste peninsular, y en muchas zonas pasarán de los 25.

De cara al fin de semana es posible un descenso progresivo, más significativo en la vertiente atlántica, aunque no se esperan temperaturas frías por ahora.

Alisios y algún chubasco en Canarias

En el archipiélago canario se mantendrá el régimen de alisios con nubosidad al norte de las islas de mayor relieve donde es posible alguna precipitación débil y cielos poco nubosos o despejados en el resto. La única excepción se dará en Tenerife, donde estos primeros días de la semana se formarán nubes de evolución, sin descartarse algún chubasco aislado en zonas altas del interior de la isla, especialmente el martes.

No hay "cordonazo de San Francisco", pero la dorsal se debilita

El conocido "cordonazo de San Francisco" este año no llegará tan puntual a su cita, sin embargo, durante el sábado y domingo, la dorsal anticiclónica situada sobre el suroeste de Europa irá debilitándose y propagándose hacia el Atlántico. Esto podría favorecer un acercamiento de las bajas presiones, y como consecuencia que a partir del fin de semana pueda afectarnos algún sistema frontal.

Aunque existe una elevada incertidumbre, en principio estos cambios serán perceptibles en el cuadrante noroeste sobre todo, donde podría haber un aumento de la nubosidad y un descenso térmico, sin descartar precipitaciones débiles a partir del domingo.