tiempo.com

Abril traerá una nortada con aire ártico y frío impropio para la época

La estabilidad atmosférica se resiste a permanecer más allá de 1 o 2 días en esta primavera, y tras las lluvias de estos días, a partir del jueves nos afectará una masa de aire ártico que nos devolverá el invierno coincidiendo con el comienzo de abril.

Si se cumplen las previsiones, las nevadas serán importantes en el Pirineo en unos días.

Nos acercamos al final de un marzo que ha sido histórico en muchas zonas del litoral mediterráneo, con registros de precipitación que han pasado de los 1000 l/m2 en puntos de las provincias de Alicante y Valencia. Ayer y en estas últimas horas hemos visto algo el sol, tras llevar prácticamente dos semanas desaparecido en bastantes comunidades, pero está siendo una tregua temporal, ya que el tiempo seguirá siendo noticia en los próximos días.

Aguaceros en casi toda España en la primera mitad de la semana

Hoy la mayor inestabilidad se centra en Canarias, donde una borrasca está dejando aguaceros, granizo e incluso nevadas en las cumbres palmeras y en zonas altas de Tenerife, aunque irán a menos conforme pasen las horas. En la Península y Baleares la nubosidad irá a más al acercarse la borrasca, y ya podría empezar a llover en el suroeste y entorno del Estrecho, donde podrían ser fuertes. También lo hará en el noroeste. Las temperaturas diurnas superarán los 20 ºC en el sur, litoral mediterráneo y en el norte.

Mañana la baja se acercará al Golfo de Cádiz y los chubascos podrían descargar con cierta intensidad en Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Ceuta y en el entorno del Sistema Central. También alcanzarán al litoral este y Baleares. Durante la tarde la baja en altura será reabsorbida por el chorro, y los aguaceros y las tormentas serán casi generalizados en el interior y oeste. La cota de nieve rondará los 2000 metros. Las temperaturas máximas bajarán, excepto en el sureste.

El miércoles la vaguada se situará sobre la vertical peninsular, y será una jornada inestable y variable, con chaparrones de carácter irregular y localmente intensos en el interior, este y Baleares, mientras que por el extremo occidental la situación se estabilizará. La cota de nieve oscilará entre los 1600 y 2000 metros. Las temperaturas diurnas bajarán, excepto en el norte. Las heladas quedarán restringidas a zonas de montaña.

Ambiente invernal a partir del jueves

El jueves será un día de transición, pero a nivel sinóptico tendremos cambios importantes, con el ascenso de la dorsal anticiclónica por el Atlántico y la presencia de bajas en el Mediterráneo central y en Europa oriental, que comenzarán a canalizar una masa de aire ártico que en las jornadas posteriores afectará a la Península y al archipiélago balear. A primera hora todavía podrían producirse algunos aguaceros en el sureste, Cataluña y Baleares, pero con el role de viento llegarán los cambios más importantes.

En la segunda mitad de esta jornada el viento del norte y noroeste provocará que las precipitaciones se refuercen en la vertiente cantábrica y Pirineos, donde se notará el desplome térmico, con la cota de nieve bajando hasta los 1100 metros. También las lluvias y las nevadas acabarán llegando al Sistema Ibérico, noroeste, Meseta Norte, Cataluña y a otras zonas del interior, mientras que no se esperan en el litoral este.

Durante la recta final de la semana la nortada se acentuará y será muy potente para la época, con la isoterma de -8 ºC a unos 1500 metros alcanzando el norte peninsular. Si se cumplen las previsiones de nuestro modelo, el viernes las nevadas serán importantes y en cotas bajas en la vertiente cantábrica y Pirineos, extendiéndose de manera más dispersa a la Meseta Norte, Sistema Ibérico, Sistema Central y las Béticas. Las temperaturas diurnas bajarán de forma importante. Además, el viento arreciará.

El fin de semana se mantendrá la entrada de norte, que dejará un ambiente frío para la época en buena parte del país. Además, la semana que viene llega una nueva borrasca.

El fin de semana seguiremos con la entrada de aire ártico, con temperaturas frías para la época en buena parte del país, aunque con precipitaciones que irán a menos en el norte, siendo de nieve a cotas bajas. Sin embargo, parece que no llegará la estabilidad, ya que según nuestro modelo la posición de las altas presiones podría favorecer la llegada de nuevas borrascas a la Península y Canarias de cara a la próxima semana.