tiempo.com

Junio se despedirá con ambiente veraniego en casi toda España

Se ha resistido a llegar, pero ya tenemos al verano con nosotros. Las temperaturas se recuperarán en esta segunda mitad de la semana, y parece que julio podría comenzar con bastante calor en el sur. Aquí te contamos la última hora.

Se ha resistido, pero ya está aquí el verano. Junio se despedirá con un ascenso de las temperaturas, y julio podría comenzar con mucho calor.

De sobra es sabido que el verano astronómico comenzó el pasado lunes, pero durante los primeros días de la nueva estación las características meteorológicas, en general, no hacían pensar que estuviésemos en la estación estival, puesto que continuaban produciéndose chubascos tormentosos en numerosas comunidades.

Además, las temperaturas han estado por debajo de lo normal, excepto en la vertiente mediterránea peninsular y en Baleares, donde las máximas superaron los 30ºC en algunas zonas, destacando los 34ºC registrados el lunes en Xàtiva (Valencia) y los 33,5ºC en Molina de Segura (Murcia). En cuanto a precipitaciones, destacan los 42,8 l/m2 que se recogieron el martes en Valgrande-Pajares (Asturias) y los 41,8 que cayeron en La Riba de Escalote (Soria), destacando los 50 de ayer en Irún.

Las temperaturas empezarán a subir

Hoy predominarán los cielos despejados. No se esperan precipitaciones, excepto en el País Vasco y el Pirineo navarro, donde se producirán chubascos que tenderán a desaparecer al final de la jornada y en el Pirineo catalán donde, por el contrario, serán más probables por la tarde, sin descartar alguno de carácter débil en el resto de Cataluña. Nubes bajas matinales en el Alto Ebro, las costas de Cantabria y de Asturias, el litoral mediterráneo andaluz, el Estrecho y Baleares.

Empezarán a subir las temperaturas máximas en todas las regiones. Soplarán vientos de componente norte en la mitad septentrional y en los archipiélagos, y del este en las demás regiones con levante fuerte en el Estrecho.

Para mañana esperamos una atmósfera estable, por lo que seguirán predominando los cielos despejados. Ligera posibilidad de algún chubasco débil vespertino en el Pirineo catalán y en la Cordillera Ibérica. Se esperan cielos nubosos en el norte de Canarias, y parcialmente nuboso en el tercio norte peninsular y en algunas zonas del interior, pero sin riesgo de lluvias.

Continuarán subiendo las temperaturas con máximas de 36 o 37 ºC en el valle del Guadalquivir y rondando 34 ºC en el interior de la mitad oriental de Andalucía. Viento fuerte de levante en el Estrecho y en la costa de Almería. También soplará con fuerza el viento del noroeste en la costa noroccidental de Galicia.

Fin de semana con ascenso de las temperaturas.... ¿y ola de calor a la vista?

Aunque el sábado seguirán predominando los cielos despejados, ya no será generalizada la estabilidad, con probables chubascos tormentosos en los Pirineos y zonas próximas por la tarde. También puede producirse alguna precipitación en el interior de Galicia, de Asturias y de Cantabria. Nubes bajas matinales en el Estrecho y de evolución diurna en puntos del interior.

Las temperaturas se recuperarán en la recta final de esta semana, y tendremos que estar atentos a lo que pueda suceder la semana que viene, ya que podría afectarnos una masa de aire muy cálida.

Descenderán las temperaturas máximas en Galicia y subirán en el centro, la mitad oriental y Extremadura, mientras que no cambiarán en las demás regiones. Vientos alisios en Canarias, y levante en el litoral almeriense y en el mar de Alborán.

El domingo es probable que se produzcan chubascos en el tercio norte peninsular que podrían ser fuertes en la cordillera pireanica. En el resto de la Península, en Baleares y en el sur del archipiélago canario tendremos cielos despejados o con escasa nubosidad. Ascenderán las temperaturas en el interior de la mitad oriental, y bajarán en el noroeste. El viento del norte soplará en las costas de Galicia y del noreste en Canarias. Hacia el final de la semana próxima podrán superarse los 40 ºC en la mitad sur de la Península por la llegada de una masa de aire muy cálida procedente de África, y podríamos estar ante el primer episodio de altas temperaturas de este verano.