tiempo.com

Una "gota fría", la amenaza del tiempo para las Fallas de València

Tras unas últimas Fallas accidentadas, mucha gente espera que el tiempo acompañe en este año. Sin embargo, las lluvias podrían ser importantes debido al descuelgue de un embolsamiento de aire frío en altura.

Las nubes estarán presentes durante la recta final de las Fallas, e incluso podrían producirse lluvias importantes.

Tras un invierno extremadamente seco por la persistencia de las altas presiones, la primavera climatológica ha comenzado con un panorama totalmente diferente, con la atmósfera muy dinámica, que se traduce en un ambiente muy variable e inestable.

Unas últimas Fallas para olvidar, ¿también en 2022?

En València comienza la semana grande de Fallas, y muchas personas están atentas a lo que deparará el tiempo, tras unas últimas fiestas accidentadas. No hay que olvidar que en 2020 se suspendieron cuando ya habían empezado debido a la irrupción de la pandemia, y que el año pasado, tras pasarse a principios de septiembre, una gran tormenta provocó importantes destrozos durante la "Plantà".

Si se cumplen las previsiones de nuestro modelo, las Fallas de 2022 se presentan bastante movidas, y muy probablemente estarán pasadas por agua, e incluso hay escenarios que señalan acumulados importantes de lluvia en el centro de la Comunidad Valenciana para los próximos días.

Una borrasca en el suroeste peninsular de cara a la "Plantà"

La primera tanda de lluvia llegaría a la capital valenciana entre el viernes y el sábado, cuando un frente muy activo dejará precipitaciones entre débiles o moderadas. Además, el viento de poniente arreciará, soplando con rachas moderadas. Tras el paso del frente, el sábado será un día estable y con temperaturas diurnas que podrían pasar de los 20 ºC.

Es un error utilizar los conceptos de gota fría o DANA como sinónimos de lluvias torrenciales, algo que solo ocurre en un pequeño porcentaje de estos episodios.

Sin embargo, la situación se complicará a partir del domingo, cuando una gota fría (más conocida hoy en día como DANA) se descolgará frente a las costas del oeste peninsular, desarrollándose además una pequeña pero profunda borrasca en superficie, por lo que estaríamos ante una Borrasca Fría Aislada (BFA). La inestabilidad sería generalizada en todo el país.

En València podría llover de nuevo durante la tarde-noche del domingo, y durante todo el lunes y buena parte del martes se mantendría la probabilidad de lluvia, sin descartar que por momentos caiga con bastante intensidad. Además, el viento poco a poco irá reforzándose. También es probable que llegue algo de polvo en suspensión, por lo que las gotas podrían llevar barro.

El embolsamiento de aire frío que se descolgará por el suroeste peninsular, podría dirigirse hacia el este vía norte de África a principios de la semana que viene.

Las temperaturas máximas descenderán entre el domingo y el martes; durante el día el ambiente será fresco y gris, con máximas que no superarán los 16-17 ºC. El viento podría ser el protagonista el día de la "Plantà", con rachas quizá superiores a los 70 km/h en València, algo que complicaría el montaje de los monumentos. El temporal marítimo sería importante de cumplirse este escenario.

La "Ofrena" y la "Cremà" con riesgo de lluvias intensas

A partir del martes, hay mucha incertidumbre en el pronóstico, ya que la borrasca en superficie asociada a la gota fría tenderá a debilitarse. El escenario más probable muestra a la baja en altura cruzando el norte de África.

En tal caso, el viento rolaría a levante, por lo que las precipitaciones podrían ir a más en la vertiente mediterránea, donde la situación se complicaría bastante coincidiendo con la recta final de las Fallas y la multitudinaria Ofrena de Flors. Prácticamente habría riesgo de lluvia hasta el día San José en València.

A día hoy parece bastante probable que se superen los 50 l/m2 en los próximos 10 días en el "Cap i Casal", aunque hay mapas que no descartan que por allí puedan acercarse a los 100-150 l/m2 . No obstante, los registros más destacados parece que se concentrarán en Castellón, este de Teruel y en Cataluña, donde podrían superarse puntualmente los 250-300 l/m2. Sin duda, malas noticias para los falleros, pero buenas para el resto del país, donde la lluvia sigue siendo muy necesaria para paliar la sequía.